Political Analysis en Español

Romney cambia el tono, pero ofrece poca sustancia

by Maria Ponce on 06/21/2012

LAKE BUENA VISTA, Florida  -  El virtual nominado presidencial republicano, Mitt Romney no especificó ante la

conferencia anual de la Asociación Nacional de Funcionarios Latino Electos y Designados (NALEO) si revocará el alivio temporal de la administración Obama que protege a ciertos Soñadores de la

deportación porque afirmó que de ser electo “presentaré mi propia solución a largo plazo que reemplazará y superará la medida temporal del presidente” aunque no a

claró en qué consiste esa solución a largo plazo.

Apartándose de sus posturas de mano dura de las primarias, Romney también presentó lo que catalogó como su plan migratorio nacional afirmando que “la reforma migratoria no es sólo un imperativo moral sino económico”,

en tanto criticó al presidente Barack Obama por no priorizar la reforma migratoria que prometió en la campaña del 2008 y por anunciar el alivio temporal a los Soñadores tratando de garantizar el voto de los latinos.

Obviamente, no hubo mención del papel republicano en bloquear la reforma y el DREAM Act aunque Romney afirmó que “trabajaré con el Congreso para buscar soluciones a largo plazo”.

“Me parece que (Obama) está dando su voto por un hecho, pero ustedes tienen una alternativa en noviembre”

agregó.

Obama no actuó cuando pudo y cuando controlaba ambas cámaras del Congreso, dijo Romney, y ahora lo hace “cuando está enfrentando una dura reelección y tratando de asegurar su voto”, afirmó ante la audiencia de unos mil funcionarios hispanos de ambos partidos.

“Cuando yo les haga una promesa la cumpliré”, aseguró.

Romney cambió el tono de las posturas primaristas que lo han colocado en desventaja ante Obama en la preferencia del voto latino, entre esas, su promesa de vetar el DREAM Act en su forma actual y promover la autodeportación como solución al dilema migratorio que enfrenta Estados Unidos.

Intentó así caminar entre dos aguas para no generar descontento entre la base más conservadora del Partido Republicano que apoya sus posturas primaristas y para tratar de granjearse el apoyo de los votantes hispanos que necesita para ser competitivo ante Obama sobre todo en estados claves como Florida, Nuevo México, Nevada y Colorado, entre otros.

Del discurso no quedó claro cuál es la solución a largo plazo para los Soñadores que propondrá. Tampoco queda claro cómo logrará que su propio Partido Republicano apoye medidas que han bloqueado por los pasados años.

Pero para Ana Carbonell, una de las emisarias de la campaña de Romney, el republicano evidenciará el liderazgo que no ha demostrado Obama quien sólo actuó con los Soñadores, según Carbonell, “cuando vio que (el senador republicano de Florida) Marco Rubio presenta una idea y él (Obama) se ve enfrentado con unos números muy débiles entre la comunidad hispana”.

Pero un reciente sondeo de NBC/The Wall Street Journal da una ventaja de 34 puntos porcentuales a Obama sobre Romney, 61% sobre 27%. Los analistas coinciden en que el candidato republicano requiere cuando menos 40% del voto latino para ganar la Casa Blanca.

Otro sondeo de Latino Decisions encontró que el anuncio de Obama del alivio a los Soñadores ha generado entusiasmo entre los votantes hispanos de estados claves para ganar la Casa Blanca y donde el voto latino podría ser determinante.

Alfonso Aguilar, director ejecutivo del Latino Partnership for Conservative Principles, admite que puede ser arriesgado hablar de una solución permanente sin proveer detalles y que la campaña debe explicarlo claramente. Pero “es un riesgo muy calculado y más auténtico que sencillamente decir que si salgo electo presidente vamos a aprobar una reforma migratoria”, agregó Aguilar en referencia a Obama.

Romney dijo que “la reforma migratoria no es sólo un imperativo moral sino económico”.

Pero no especificó qué hacer con los 11 millones de indocumentados en el país. Sí habló, por ejemplo, de que jóvenes indocumentados que sirvan en las Fuerzas Armadas tengan la oportunidad hacerse residentes y eventualmente ciudadanos, y tocó el tema de la reunificación familiar asegurando que levantará el tope existente de visas anuales de familiares de inmigrantes legales.

“¿Qué quiere decir una solución a largo plazo”, preguntó Eliseo Medina, secretario-tesorero del Sindicato Internacional de Empleados de Servicios (SEIU). El (Romney) habla de inmigración legal, pero todos apoyamos la inmigración legal. La pregunta es qué va a hacer y cómo va a convencer a su partido para actuar. Las palabras se las lleva el viento. Lo que queremos saber es a qué se compromete y creo que no nos dijo nada”, afirmó Medina.

Romney habló a una semana del anuncio del presidente Obama de que amparará entre 800 mil y 1.4 millones de jóvenes indocumentados de la deportación concediéndoles acción diferida y permisos de trabajo renovables cada dos años. La medida es temporal en tanto se concreta el proyecto de ley DREAM Act o la reforma migratoria integral que les proveería una vía de legalización.

A lo largo de la semana la campaña del virtual nominado republicano evadió  responder si Romney revocará o no el alivio temporal si fuera electo presidente considerando que durante las primarias prometió vetar el DREAM Act en su forma actual.

Matt Barreto, de la firma encuestadora Latino Decisions, explicó que hay temas que unen y movilizan a los votantes latinos a pesar de las  diferencias de intereses que puedan tener. De ahí que el apoyo al DREAM Act sea abrumador entre todos los votantes latinos, y que más del 80% considere que una ley como la SB 1070 de Arizona resultará en el uso de perfiles raciales. Aparte de su promesa de vetar el DREAM Act, Romney llegó a decir que Arizona puede servir de modelo nacional.

Hoy cambió el tono pero no hubo mucha sustancia.

Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice

Previous post:

Next post: