tags: , , , , , Comunicados

Este es el año para legalizar a millones

Share This:

La gente está lista; ahora corresponde al Congreso hacer su tarea

 

A continuación compartimos un comunicado de Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice, respecto a la presentación del proyecto de Ley de Ciudadanía 2021, encabezada por el senador Bob Menéndez (D-NJ) y la representante Linda Sánchez (D-CA) a nombre del presidente Biden.

Dar la bienvenida a los inmigrantes es parte de la receta secreta de Estados Unidos. Los inmigrantes votan con sus pies para empezar una nueva vida en este país por sus familias, y las enormes contribuciones que ellos hacen fortalecen nuestra nación.

El presidente Biden lo sabe. Su gobierno y los demócratas en el Congreso, liderados por el senador Bob Menéndez y la representante Linda Sánchez, están haciendo de la inmigración una prioridad. Entienden que aceptar a los inmigrantes y a los refugiados es fundamental para el experimento estadounidense. Saben que la crueldad y el caos de la era de Trump son antiéticos para la nación que aspiramos a ser. Entienden que el pueblo estadounidense quiere que sus representantes aborden desafíos que gozan de amplio apoyo público.

Esos líderes demócratas también saben que la creencia popular en relación con la política migratoria está desactualizada. Los anuncios con ataques xenófobos se han convertido en un sello de las campañas del Partido Republicano, pero la inmigración como tema divisivo ha perdido terreno. En 2018, Trump convirtió las elecciones intermedias en temas solo de ‘caravanas y delincuentes’. En 2020, atacó a Biden por apoyar una vía a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados. En ambas elecciones, los demócratas se apoyaron en y se mantuvieron firmes por los inmigrantes. Hoy, Biden es el Presidente y los demócratas controlan el Senado y la Cámara de Representantes.

De hecho, el implacable nativismo de Trump obligó a muchos estadounidenses indecisos a escoger: ¿vamos a ser una nación que dé la bienvenida a los inmigrantes como una fuente colectiva de fortaleza, o vamos a ser una nación que deshumaniza, disuade, detiene y deporta a quienes buscan libertad en nuestro país? La investigación es concluyente: el pueblo estadounidense nunca ha sido más proinmigrante que hoy (consulte aquí). El racismo y la xenofobia de Trump fueron contraproducentes.

En promedio, tres cuartas partes de la sociedad apoyan una vía al estatus legal y a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados. El debate público está resuelto. Estados Unidos quiere reconocer formalmente a los inmigrantes indocumentados como los estadounidenses que ya son.

Ahora corresponde al Congreso reflejar la voluntad de la mayoría.