America's Voice English »

America's Voice

 

“Al Fiscal General, Jeff Sessions, y a la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, debería darles vergüenza”

 

Frank Sharry reacciona a la nueva política de separación familiar

Ayer el Fiscal General, Jeff Sessions, y la secretaria del Departamento de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, anunciaron una política fronteriza de “tolerancia cero” que tendrá como resultado la separación de padres e hijos y el posterior juicio penal. Esta es una expansión radical que este gobierno ha estado poniendo a prueba, pero que había negado. Ahora va con todo y públicamente. Como lo dijo el mismo Sessions ayer en San Diego: “Si cruzan esta frontera de manera ilegal, entonces los enjuiciaremos penalmente. Es así de simple… Si usted está tratando de ingresar a un menor, entonces lo enjuiciaremos a usted y ese niño será separado como lo requiere la ley. Si no le gusta eso, entonces no ingrese de manera ilegal a niños por nuestra frontera”.

A continuación compartimos la reacción de Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice Education Fund:

Desde el primer día de su campaña, Donald Trump ha vilipendiado y deshumanizado a los inmigrantes y refugiados que buscan seguridad y una mejor vida, al calificarlos como delincuentes que amenazan a nuestra nación. Desde la primera semana de su presidencia, Donald Trump y su equipo de gobierno han buscado la manera de echar del país a los inmigrantes y refugiados de una manera que pisotea nuestras mejores tradiciones y más altos valores.

Ahora, Donald Trump y su gobierno han alcanzado otra bajeza. A partir de hoy, la polؙítica oficial de Estados Unidos es separar a las madres y padres de sus hijos, incluso bebés, de tal modo que el gobierno federal los pueda enjuiciar penalmente tan solo por buscar seguridad y libertad para ellos y sus niños.

A los padres y madres estadounidenses les preguntamos: ¿Harían todo lo posible por mantener a sus hijos a salvo? ¿Someterían a sus hijos a la violencia o escaparían para encontrar refugio? ¿Te conviertes en un delincuente si tratas de hacer eso? ¿Eres un traficante de personas si alejas a tus hijos del peligro? ¿Crees que es justo quitar a los bebés de los brazos de sus padres para que el gobierno los enjuicie penalmente por tratar de hacer lo que cualquiera de nosotros haría, todo por enviar un duro mensaje de disuasión para que otros no lo hagan?

El gobierno de Estados Unidos, a nuestro nombre y con nuestros impuestos, está criminalizando a los padres por buscar seguridad para sus familias. Solíamos ser el líder mundial en protección a refugiados. Solíamos llamarnos la tierra de oportunidades para quienes buscaban una mejor vida. Solíamos trabajar en función de leyes acordes con la justicia. Ya no. No con este presidente. No con este gobierno.

Al Fiscal General, Jeff Sessions, y a la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, debería darles vergüenza. Van a pasar a la historia como los autores de una de las políticas más crueles, sádicas y antiestadounidenses de nuestra generación. Corresponde a las personas que tienen conciencia decir clara, firme y patrióticamente: esto no es lo que somos; esto no puede hacerse en nuestro nombre; esto debe terminar.