tags: , , , Comunicados

Nueva encuesta sobre inmigración: los estadounidenses apoyan abrumadoramente la ciudadanía para millones

Share This:

El pueblo estadounidense quiere soluciones, no las excusas del Partido Republicano de “primero la frontera” que solo implican falta de acción

 Washington, DC – Una nueva encuesta de NPR/Ipsos sobre inmigración revela que los estadounidenses apoyan abrumadoramente vías para la ciudadanía de millones de Dreamers, beneficiarios de TPS, así como trabajadores agrícolas y otros empleados esenciales indocumentados. 

¿Pero esos mismos estadounidenses apoyan una legislación sobre ciudadanía cuando hay desafíos en la frontera? Sí. 

A pesar de las objeciones de los republicanos de “seguridad fronteriza primero”, los votantes reconocen que “la actual situación en la frontera es un problema” y quieren que se actúe ya en una legislación sobre la ciudadanía. En resumen, el pueblo estadounidense rechaza la excusa central del Partido Republicano, que es la falta de acción. La sociedad quiere que el Congreso reconozca formalmente a los inmigrantes indocumentados establecidos aquí como los estadounidenses que ya son.

Vea los detalles clave de la encuesta:

“¿Apoyaría la creación de una vía legal para los siguientes grupos de inmigrantes, que cumplan con ciertos requisitos, para que se conviertan en ciudadanos de Estados Unidos?”

  • 71% de los estadounidenses apoyan la ciudadanía para “trabajadores agrícolas y otros empleados esenciales”: Esto incluye a 85% de demócratas; 71% de independientes; y 61% de republicanos.
  • 70% de los estadounidenses apoyan la ciudadanía para “inmigrantes con estatus legal temporal que huyeron de sus países tras padecer guerras o desastres naturales”: Esto incluye a 83% de demócratas; 68% de independientes; y 60% de republicanos.
  • 66% de los estadounidenses apoyan la ciudadanía para “inmigrantes indocumentados que fueron traídos a Estados Unidos cuando eran niños”: Esto incluye a 83% de demócratas; 63% de independientes; y 54% de republicanos.

Mientras tanto, 79% de la gente cree que “la actual situación en la frontera es un problema”. Pero estas opiniones son más complejas que la posición Trumpista de “que se queden todos afuera”. Una gran parte de la preocupación de la gente es sobre el trato justo a los migrantes: a 73% le preocupa “que haya un cuidado adecuado para los niños migrantes no acompañados detenidos en la frontera”; a 60% le preocupa “la reunión de familias migrantes que fueron separadas en la frontera por el gobierno de Trump”. 

Entonces, esta dinámica debería incrementar las oportunidades para una decisión histórica bipartidista, ¿cierto? Lo dudamos. 

Consideremos los recientes comentarios de senadores republicanos que lideran las discusiones bipartidistas sobre la reforma migratoria. Al senador Lindsey Graham (R-SC) se le preguntó recientemente sobre las posibilidades de cumplir con una legislación que incluya una vía a la ciudadanía. Su respuesta: “No creo que vaya a haber oportunidad alguna de lograr eso, dado el flujo masivo en la frontera. No habrá reforma migratoria hasta que se tenga control de la frontera”. El senador John Cornyn (R-TX) recientemente dijo al New York Times: “Antes de que hagamos algo significativo en inmigración, vamos a tener que lidiar con la actual crisis en la frontera”. Con colegas así…

De acuerdo con Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice:

El pueblo estadounidense quiere ver acción en el tema migratorio, que incluya la ciudadanía para millones de inmigrantes indocumentados plenamente arraigados. Ellos no están interesados en las excusas republicanas o en politiquerías. Les interesa ver acción y quieren resultados.   

El pueblo reconoce que nuestro sistema migratorio es profundamente disfuncional y quiere que sus representantes electos hagan algo al respecto. La gente entiende los desafíos en la frontera, y quiere soluciones humanas y ordenadas. Al mismo tiempo, favorece fuertemente una legislación que coloque a millones de Dreamers, beneficiarios de TPS, trabajadores agrícolas y otros empleados esenciales en vías para obtener la ciudadanía.

La mayoría multirracial de los estadounidenses eligió a los demócratas para ir a lo grande, hacerlo pronto y ahora mismo. Ellos quieren ver resueltos los desafíos largamente postergados. Quieren que su gobierno actúe y haga avanzar el experimento estadounidense. Ellos eligieron a los demócratas no para involucrarse en interminables discusiones con republicanos de mala fe, sino para cumplir con soluciones que cambien vidas y mejoren nuestra nación. Los demócratas necesitan usar todo su poder para lograr algo histórico este año.