tags: Comunicados

Demócratas de la Cámara de Representantes aprueban la Ley Para Una Mejor Reconstrucción (BBB) con cláusulas para una reforma migratoria

Share This:

“Demócratas de la Cámara Baja, gracias. Demócratas del Senado, es su turno” 

Washington, DCA continuación compartimos un comunicado de Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice, una organización de defensa de los inmigrantes.

Este día los demócratas de la Cámara de Representantes tomaron medidas decisivas y audaces al aprobar la Ley Para Una Mejor Reconstrucción (BBB). Este es un enorme logro. Aplaudimos el trabajo de la presidenta de la Cámara Baja, Nancy Pelosi, y de los demócratas de ese cuerpo legislativo al obtener este gran logro.  

El proyecto de la Cámara de Representantes incluye reformas migratorias significativas. La cláusula central provee permisos de trabajo y protecciones contra la deportación a los inmigrantes indocumentados por 10 años, para quienes han vivido en Estados Unidos durante más de una década. Esta no es la vía a la ciudadanía que buscábamos, pero apoyamos esta medida porque mejora significativamente la situación actual. Además, creemos sinceramente que es asimismo un paso importantísimo hacia el objetivo de la ciudadanía para todos.

Este proyecto cambiará vidas. Significa trabajar sin que empleadores inescrupulosos utilicen la falta de estatus migratorio para abusar del trabajador. Significa obtener una licencia de conducir. Significa llevar a sus hijos a la escuela sin el temor a que la policía o ICE le detengan. Significa visitar a sus seres queridos en su país de origen después de décadas de estar separados. Significa pagar un seguro médico para la familia.

Estos son los datos clave. Las personas elegibles han vivido y trabajado en Estados Unidos durante un promedio de 20 años. El Comité Judicial de la Cámara Baja estima que de los 7.1 millones de inmigrantes que podrían calificar, las cláusulas abarcarían a 1.6 millones de jóvenes inmigrantes, a 360,000 beneficiarios de TPS, así como a 3.6 millones de trabajadores esenciales, incluyendo a 1 millón de trabajadores agrícolas. Además, se calcula que 17 millones de personas —1 de cada 20 residentes estadounidenses— viven en un hogar que incluye al menos a una persona que se beneficiará directamente del estatus legal contenido en el proyecto de ley.

Demócratas de la Cámara Baja, gracias. Demócratas del Senado, es su turno.