America's Voice English »

America's Voice

 

Una amonestación incisiva y la ruta para terminar con la crisis de la separación familiar

 

Tras el dictamen del juez federal del distrito sur de California, Dana Sabraw, que impone un plazo para que la administración Trump reúna a las familias separadas en la frontera, estos son nuestros puntos de vista:

La amonestación del juez es incisiva 

El juez Sabraw, designado por el presidente republicano George W. Bush, declaró que “la desafortunada realidad es que con base en el sistema actual los niños migrantes no son contabilizados con la misma eficiencia y exactitud que la propiedad.” Agregó que las separaciones “han sido agónicas para los padres”; que la práctica continua de las separaciones resultará en “daño irreparable”; y que es “alarmante” “que no existía un plan para la reunificación (de las familias).”

No confiamos en la administración

Si bien la administración Trump se movilizó para separar a las familias, no está haciendo prácticamente nada para reunificarlas.

Las familias deben reunirse en libertad

Los republicanos están impulsando una serie de ideas inaceptables e ineficaces que no pondrán fin a la crisis moral que nos ocupa. Trump y el Partido Republicano quieren reemplazar las jaulas para niños con jaulas para niños y sus padres. Hay una mejor manera. Las familias deben ser entregadas a sus seres queridos o patrocinadores y ser inscritas en programas de supervisión comunitaria. Por ejemplo, un programa de administración de casos eliminado por Trump consiguió que 99% de los solicitantes se presentaran a sus audiencias. Hay otras alternativas a la detención que son más rentables.Vea aquí un resumen detallado al respecto preparado por DHS Watch.

Según Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, “estamos en medio de un escándalo moral de proporciones históricas. El público está indignado y los tribunales han intervenido. Es hora de que el gobierno federal comience seriamente a deshacer las crueles y cínicas políticas públicas que han separado a las familias, han traumatizado a los niños y han torturado a los padres. La ruta a seguir es garantizar que las familias estén unidas en libertad, que quienes huyen de la violencia tengan la oportunidad de tener una audiencia justa, y que el sistema garantice que esto se cumpla. Esa es la ruta humana, inteligente y rentable.”