tags: , Comunicados

Le tomamos la palabra a Trump: deportar a todos es su plan

Share This:

Donald Trump ha comenzado a proveer detalles relacionados con su forma de abordar la inmigración. El favorito del Partido Republicano quiere que Estados Unidos se deshaga de 11 millones de inmigrantes indocumentados y de sus hijos ciudadanos estadounidenses, cambiar la definición constitucional de la ciudadanía y establecer una moratoria a la inmigración legal.

A continuación una declaración de Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice:

“Donald Trump acaba de proponer un enfoque radical y sin precedentes a la política migratoria de Estados Unidos. El apoya nada menos que la deportación masiva de 11 millones de inmigrantes indocumentados y sus millones de hijos ciudadanos estadounidenses. Le tomamos la palabra cuando le dice a Dana Bash, de CNN, “los encontraremos y los echaremos fuera”. Le tomamos la palabra cuando le dice a Chuck Todd, de NBC, “se tienen que ir”. Le tomamos la palabra cuando se enfoca casi exclusivamente en inmigrantes mexicanos y en México como el país de origen de los desafíos que enfrenta la política migratoria de Estados Unidos.

“Como resultado, nosotros en America’s Voice hemos pasado de la sorpresa y el disgusto por las declaraciones racistas de Trump acerca de los inmigrantes mexicanos describiéndolos como ‘violadores’ y ‘delincuentes’, al horror y a la alarma por las xenófobas y radicales propuestas de su política migratoria.

“Confiamos en que el movimiento por la reforma migratoria y nuestros aliados se asegurarán de que las ideas de Trump nunca se lleven a cabo. Pero imaginen, como un experimento mental, lo que esto sería si sus ideas se convirtieran en realidad: agentes de inmigración cercando los vecindarios latinos; un incremento masivo en la detención y deportación de inmigrantes indocumentados; niños ciudadanos estadounidenses a los que se les revoque su ciudadanía y pasaportes; familias llorando al ser separadas; trabajadores inmigrantes siendo expulsados de sus trabajos y enviados hacia un creciente sector informal de mano de obra explotada; industrias enteras, desde la agricultura, hotelería, cuidado infantil y demás, enfrentando amenazas de cierre; una fuerte desaceleración económica debido al desequilibrio en el mercado laboral; una masiva ola de resistencia y conflicto en todo Estados Unidos; aliados alrededor del mundo denunciando a Estados Unidos por abusos contra los derechos humanos…

“En pocas palabras, llegaría a ser uno de los más oscuros capítulos de la historia de Estados Unidos.

“Claro, lo entendemos. Trump ha convertido la elección en un programa de espectáculos y él es quien destaca. Es poco probable que sea el nominado, mucho menos el presidente. Pero su reciente incursión en una específica política migratoria es un peligroso nuevo viraje. Estamos hablando de un favorito lanzando un cerillo al radicalizado fuego del nativismo moderno.

“Esta retórica y radicalismo es algo nuevo, algo peligroso, algo que merece ser contrarrestado agresivamente por la gente que cree en un Estados Unidos que está evolucionando permanentemente con el fin de convertirse en una unión más perfecta”.