tags: AVES Blog, AVES Feature, AVES Politics, Comunicados

Kris Kobach como Vicepresidente haría oficial lo que ya está ocurriendo: que Trump ha diseminado el extremismo antiinmigrante y el nacionalismo blanco

Share This:

Los nacionalistas blancos y los activistas antiinmigrantes están promoviendo al secretario de estado de Kansas, Kris Kobach, como una posible opción vicepresidencial para el presunto nominado republicano Donald Trump, según MSNBC.

Kobach es el creador de la SB1070 de Arizona, la ley antilatina y antiinmigrante de “muéstrame tus documentos”, así como de otras leyes estatales ancladas al concepto de la “autodeportación”. Además, Kobach es el funcionario electo detrás de uno de los más indignantes ejemplos de supresión de votantesdesproporcionadamente dañina para la gente de color, así como exempleado y aliado permanente del Immigration Reform Law Institute, el arma legal de Federation for American Immigration Reform (FAIR), una organzación señalada como un grupo de odio por el Southern Poverty Law Center. A  principios de este año, Kobach dio a conocer su respaldo a Trump y luego presumió su papel al darle forma a la posición inmigratoria del magnate, incluyendo su anunciado “plan” de campaña para forzar a México a pagar por el muro poniendo fin a las remesas.

Mientras trabajaba como consejero del Procurador General, John Ashcroft, Kobach también soñaba con el tristemente célebre programa “especial de registro”, que era un ejercicio masivo de perfilamiento racial patrocinado por el gobierno.

Lynn Tramonte, subdirectora de America’s Voice, dijo: “Es fácil ver por qué Kris Kobach podría ser la opción vicepresidencial ‘perfecta’ para la campaña de Trump. Comparte muchas de las ideas y posiciones del candidato. Pero como estadounidense, rechazo la consiguiente normalización y diseminación del racismo que esta selección conllevaría. Ya tenemos un demagogo antiinmigrante que es acogido por el movimiento nacionalista blanco contendiendo por la presidencia. Ciertamente no necesitamos otro en el nivel vicepresidencial”.

Zachary Roth, de MSNBC, informó:

“Los seguidores de extrema derecha de Donald Trump están considerando a Kris Kobach, una figura líder de mano dura del ataque republicano a los derechos electorales, como un posible compañero de fórmula del presunto nominado del Partido Republicano.

“Como el funcionario electoral de más alto rango, Kobach también es bien conocido por hacer más difícil votar. En 2011 impulsó una ley estatal que exigía a la gente a mostrar una prueba de ciudadanía al momento de registarse para votar. En noviembre de 2014, mantuvo en el limbo alrededor de 24,000 solicitudes de registro para votar porque no se presentaron documentos que probaran la ciudadanía. La semana pasada, un juez federal ordenó a la oficina de Kobach empezar a procesar las solicitudes suspendidas enviadas a través del Departamento de Vehículos Motorizados, debilitando significativamente la ley. La oficina de Kobach está apelando el fallo. Y en enero convenció al director de la agencia federal que ayuda a los estados a supervisar las elecciones a hacer un cambio aún más controversial a la forma federal de registro para votar que permite a su estado, así como a Georgia y Alabama, pedir prueba de ciudadanía. Ambos estados han aprobado leyes similares a la de Kansas. Esa jugada, también, ha derivado en una demanda. Kobach asegura que el voto de no ciudadanos amenaza la integridad de las elecciones, pero sólo ha podido identificar un pequeño número de casos”.

Una plataforma más oficial para Kobach consolidaría los inquietantes lazos ya evidentes entre Trump y los movimientos antiinmigrante y nacionalista blanco, que han adoptado a Trump de manera más que entusiasta. Peter Montgomery, de People for the American Way, dijo hace poco al Wall Street Journal: “Los nacionalistas y supremacistas blancos han sido marginados de nuestro discurso político, pero la campaña de Trump los ha sacado de debajo de las piedras y les ha facilitado decir ciertas cosas”.

En un Memo de Puntos de Discusión se informó recientemente que “el movimiento nacionalista blanco considera clave la cobertura de las políticas antiinmigrantes de Trump para diseminar sus ideales”. Dicho memo citó la idea del exdelegado de campaña de Trump, William Johnson, de que el magnate debería “hacer lo que hizo Andrew Jackson cuando desafió a la Corte Suprema de Estados Unidos y tuvo el Sendero de Lágrimas”, refiriéndose a la puesta en práctica de la idea de la deportación masiva de Trump. Johnson agregó: “Podría estar violando los procedimientos que hemos utilizado por unos 100 años, pero no es anticonstitucional… Creo que necesitamos tener firmes decisiones ejecutivas porque Estados Unidos se ha desintegrado tanto, que debe hacerse algo drástico”.