tags: , , , AVES Blog, AVES Feature, AVES Politics, Comunicados

Frank Sharry responde a las posiciones de Trump en inmigración

Share This:

Washington, D.C. – La campaña de Donald Trump dio a conocer hoy un documento sobre su posición en el tema migratorio. También habló sobre inmigración en una entrevista con Chuck Todd, presentador del programa Meet the Press de la cadena NBC, en la que dijo que los inmigrantes indocumentados “se tienen que ir”. Dado que buscó y recibió el consejo del senador republicano de línea dura Jeff Sessions (R-AL), tal vez no sorprenda que su “plan” es nada menos que la lista de deseos con feas propuestas de un nativista. Entre lo que menciona: deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados, triplicar la cantidad de agentes de ICE, imponer una moratoria en torno a la inmigración legal y cambiar la definición de la Enmienda 14 de la Constitución de Estados Unidos para poner fin a la ciudadanía por nacimiento.

La siguiente es la reacción de Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice:

 “Las propuestas migratorias de Trump son tan peligrosas como impresionantes. Él propone acorralar a 11 millones de inmigrantes trabajadores, una población del tamaño del estado de Ohio. Promete eliminar las protecciones para los Dreamers y deportarlos. Quiere redefinir la definición constitucional de la ciudadanía estadounidense como la establece la Enmienda 14. Planea imponer una moratoria a la inmigración legal. Y eso es apenas la mitad. En suma, Trump se coloca firmemente a la extrema derecha del debate.

“Consideradas en su conjunto, esas políticas dejan una mancha moral en el tejido de esta nación de inmigrantes, pisotea la Constitución de Estados Unidos y sus protecciones al debido proceso, hacen pedazos a millones de familias estadounidenses y asestan un golpe mortal a nuestra economía.

“Donald Trump puede parlotear acerca de las deportaciones masivas, prometer la construcción de un muro del siglo 14 y complacer a nativistas cerrados dentro del Partido Republicano, pero el pueblo estadounidense está muy adelante de él. No quiere un estado policiaco con trenes de deportación, familias llorando y una economía hueca. Quiere un sistema migratorio del siglo 21 que permita a Estados Unidos ser tanto una nación de inmigrantes como una nación de leyes.”