America's Voice English »

America's Voice

 

Frank Sharry: “Sí, los estadounidenses se levantaron y obligaron a Trump a retroceder; no, esta crisis no está próxima a terminar”.

 

Enlace: http://bit.ly/2Iff3Ac

La siguiente es una declaración de Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, en torno al estado actual de la crisis de la separación de familias:

“Sí, los estadounidenses se levantaron y obligaron al presidente a dar un paso atrás. No, esta crisis no está próxima a terminar.

Sí, el presidente anunció que los niños ya no serán arrancados de los brazos de sus padres. No, el presidente no ha puesto fin a la política de ‘cero tolerancia’ que resultó en la separación de familias.

Sí, es moralmente reprochable que el presidente Trump haya estado separando a los niños de sus padres. No, no es moralmente aceptable que ahora Trump encarcele indefinidamente a los niños con sus padres.

Sí, queremos garantizar que el gobierno de Trump ponga fin a la odiosa práctica de detener a los menores, incluidos bebés y niños pequeños. No, el gobierno federal no tiene ningún plan para reunir con sus padres a unos 2,300 niños que ya fueron separados.

Sí, la orden ejecutiva es una derrota política y una retirada estratégica. No, eso no detendrá a Miller, Sessions, ni a Nielsen de reagruparse y tramar su próxima ola de ataques contra los centroamericanos, que huyen de la violencia y buscan seguridad en Estados Unidos.

Sí, esta es la política del presidente, y solo él puede arreglarla. No, su orden ejecutiva no representa un cambio de opinión.

Sí, es una mentira decir que solamente el Congreso puede cambiar esta política. No, no creemos que este Congreso que nada hace apruebe una legislación migratoria en este año electoral.

Sí, el pueblo estadounidense está harto de la deliberada demonización de los inmigrantes y de la cínica división que es una pieza clave del desesperado intento de Trump de aferrarse al poder. No, Trump y Miller, junto a sus leales candidatos del Partido Republicano, no van a dejar de sembrar el miedo, ni de culpar a otros, ni de dividir y conquistar en las elecciones intermedias de 2018.

Sí, obligamos a retroceder a Trump. No, no hemos terminado esta enorme batalla.”