tags: , , , Análisis

El rostro humano de la migración

Compartir este:

Muchos de los migrantes que han podido pasar a territorio estadounidense no han corrido con la mejor de las suertes en su intento por lograr una ocupación que les ayude a mantener a sus familias. Pero en en algunos casos son auxiliados por vecinos que se organizan para colectar víveres y ropa. Otros, sin embargo, siguen padeciendo los estragos de la situación en la frontera, donde las muertes ocurren cada vez con más frecuencia en esta época de frío y hambre.

►“Toda esta gente está sin zapatos, sin asistencia, solamente tienen shelter por 37 días y hay niños durmiendo en la calle… El estado está ausente. (Ellos) están recibiendo toda esta ayuda solamente por nuestros vecinos”: Flavia Golton, residente de Denver, integrante del grupo Highland Moms, que ayuda a los indocumentados.

Noticiero Univision  “Hay niños durmiendo en la calle”: madres unen esfuerzos para ayudar a la comunidad inmigrante en Colorado

►“Mientras he estado acá no he trabajado mucho. Tengo tres hijos estudiando en mi país. ¿Cómo puedo mantenerlos? Soy mamá y papá para ellos”: Victoria, migrante nicaragüense buscando trabajo en una intersección en Brooklyn, donde dice que son “escogidas como [si fuéramos] tomates”.

Univision “Somos escogidas como tomates”: la odisea de encontrar trabajo para las inmigrantes que llegan a Nueva York

►“Puede ser hipotermia porque el frío es demasiado fuerte”: Migrante anónimo sobre la muerte de un indocumentado de la India en Arizona. “Si yo hubiera salido, mejor me quedo en mi país. Mejor, porque esto aquí es el infierno”: José, migrante de República Dominicana.

Noticiero Univision  Intentaron reanimarlo, pero no sobrevivió: la dramática muerte de un migrante en la frontera con México