tags: Comunicados

Virginia y New Jersey dan una clara lección al Partido Republicano en 2014 y años posteriores en el tema migratorio

Share This:

Resultados electorales y de encuestas muestran que los candidatos antiinmigrantes enfrentan grandes retos, dadas las realidades demográficas  

Washington, DC – Una encuesta en víspera electoral entre muy probables votantes latinos y asiáticos en Virginia, llevada a cabo por Latino Decisions y patrocinada por America’s Voice y People For the American Way (PFAW), muestra que lo que los candidatos dicen y hacen en torno a la inmigración tiene un impacto directo en la percepción de los electores respecto de los dos partidos y los resultados de elecciones reñidas. Al ver la derrota de los republicanos en Virginia al mismo tiempo que los éxitos del partido en New Jersey, es claro que los candidatos ganadores en estados con diversidad de votantes deben encontrar la manera de apelar a los crecientes electorados latinos y asiáticos a través de temas como la inmigración.

Según Gary Segura, profesor de política estadounidense y presidente del departamento de Estudios Chicanos de la Universidad de Stanford y cofundador de Latino Decisions, “al igual que recientes candidatos presidenciales republicanos, quienes buscan la gubernatura de Virginia necesitan hacer frente a la nueva realidad demográfica en Estados Unidos y la mancomunidad. Cuccinelli obutvo 89% de sus votos de los blancos y eso no va a ser suficiente en el nuevo electorado estadounidense. La demografía es implacable”.

Xavier Medina Vidal, profesor asistente de ciencia política en Virginia Tech, agregó: “La información de la encuesta de salida virtualmente ignoró una creciente e importante característica del presente y futuro electorado de Virginia. Los electores asiáticos e hispanos de ese estado, segmentos del electorado que McAuliffe adoptó y Cuccinelli y el Tea Party rechazaron, enviaron una señal al Partido Republicano nacional de que sus votos podrían estar disponibles si son capaces de dominar en el Tea Party y reducir el pesimismo y el obstruccionismo”.

Diversos grupos han estado trabajando incansablemente durante los pasados meses para entrar en contacto con votantes latinos y asiáticos de Virginia y para animarles a acudir a las urnas. El Fondo de Acción de NCLR, en asociación con la League of United Latin America, realizó más de 75,000 llamadas y llegó a casi 30,000 hogares para educar a los votantes hispanos acerca las posiciones en inmigración de ambos candidatos. People For he American Way también destinó recursos significativos al contacto con latinos en Virginia, invirtiendo en anuncios en español para subrayar las opiniones extremistas de Ken Cuccinelli en inmigración.

Michael Keegan, presidente de People For the American Way, dijo: “Si los republicanos continúan su estrategia de alejar a grandes grupos de estadounidenses, continuarán su racha de derrotas en las urnas. El desempeño de Ken Cuccinelli entre los latinos es el ejemplo perfecto de esto”.

En contraste con Virginia, los resultados de la contienda a la gubernatura en New Jersey muestran que al adoptar políticas pro inmigrantes y priorizando el alcance con los latinos, los candidatos republicanos pueden competir por votantes latinos y ganarlos. El gobernador Chris Christie (R-NJ) pasó de perder votantes latinos por un margen de 65%-32% frente al gobernador Jon Corzine en 2009 en encuestas de salida, a ganar dichos electores completamente (51%-45% por encuestas de salida de las televisoras nacionales) como parte de su victoria sobre su oponente demócrata Barbara Buono.

Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, dijo: “Esta es verdaderamente la historia de dos candidatos. En Virginia, las declaraciones y posiciones antiinmigrantes y antilatinas de Ken Cuccinelli le llevaron a perder en grande con votantes latinos y asiático-estadounidenses. En New Jersey, el alcance de Chris Christie y sus posiciones pro inmigrantes le permitieron ganar una mayoría de votantes latinos. El Partido Republicano nacional debería prestar atención a las lecciones de Virginia y New Jersey, empezando por aprobar la reforma migratoria o bloquearla: den la espalda a comunidades que se identifican estrechamente con la experiencia inmigrante y perderán; extiendan una sincera bienvenida  –en tono y política– y pueden ganar”.

Abajo se presentan algunos de los puntos clave de los resultados de la elección y lo que esto significa de cara a 2014 y años posteriores (tablas de referencia de los resultados también están disponibles aquí y resúmenes aquí)

  • En Virginia, Ken Cuccinelli tenía cifras parecidas a las de Mitt Romney entre votantes latinos y asiáticos, en buena medida debido a su récord antiinmigrante: los votantes latinos de Virginia apoyaron a Terry McAuliffe sobre Ken Cuccinelli por un margen de 66%-29%, mientras que los asiáticos respaldaron a McAuliffe por una margen de 63%-34%. En comparación, en la encuesta en víspera electoral de Latino Decisions en Virginia, los latinos apoyaron al presidente Obama sobre Mitt Romney por un margen de 66%-31% (los votantes asiáticos respaldaron a Obama sobre Romney por un margen de 66%-32% en 2012, según encuestas de salida de televisoras nacionales).El récord y la retórica antiinmigrante de Cuccinelli le hicieron ganar pocos amigos entre los electores latinos y asiáticos de Virginia –este artículo del Washington Post cuenta con testimonios de votantes latinos acerca de la importancia y el enfoque personal a través del cual muchos electores latinos y asiáticos consideran el debate migratorio. La encuesta en víspera electoral realizada por Latino Decisions encontró que una fuerte mayoría de latinos y asiáticos fueron menos entusiastas acerca de Cuccinelli tras escuchar varias de sus posiciones y declaraciones antiinmigrantes y de que la mayoría de los votantes latinos – 59% –  reportó que conocía al menos un inmigrante indocumentado.
  • En New Jersey, el gobernador Chris Christie se inclinó en favor de la reforma migratoria y el alcance con los latinos, y de ese modo mejoró considerablemente su desempeño entre los latinos en comparación con 2009. Christie apoya la reforma migratoria con ciudadanía, dio marcha atrás y respaldó públicamente el Dream Act de New Jersey, e invirtió fuertemente en TV, radio y correo en español. Esta es una razón importante del porqué el gobernador Christie pasó de perder votantes latinos por un margen de 65%-32% ante el gobernador Jon Corzine en 2009 según encuestas de salida, a ganarlos completamente, 51%-45%, contra la nominada demócrata Barbara Buono, de acuerdo con encuestas de salida de televisoras nacionales en 2013. En comparación con 2009, Christie mejoró su desempeño entre los votantes latinos ¡por 59%!
  • Será cada vez  más difícil para los republicanos ganar estados como New Jersey y Virginia –o muchas otras elecciones a nivel nacional– si siguen el modelo de Cuccinelli en lugar del de Christie. Como lo señaló el equipo político de The Fix en The Washington Post, el electorado no-blanco en Virginia creció de 22% en 2009 a 28% en 2013 en la lucha por la gubernatura, evaluando que para el Partido Republicano nacional “el triunfo de Christie, en contraste con la derrota de Cuccinelli, difícilmente podría proporcionar un mayor contraste para el Partido Republicano y un más claro mensaje acerca de cómo ganar en el futuro”.

Dolores Huerta, cofundadora del Sindicato de  Trabajadores Agrícolas, de la Fundación Dolores Huerta y una defensora de los derechos civiles y laborales durante mucho tiempo, concluyó que “los resultados y el nivel de participación entre los latinos ciertamente nos da un mapa del trabajo que tenemos que hacer en el futuro. Sabemos que los republicanos han anunciado que invertirán 10 millones de dólares en llegar a los votantes latinos, y espero que lo que pasó en New Jersey pueda ser una especie de modelo para ellos. Lo que ocurrió en New Jersey y Virginia debería proveer al liderazgo de la Cámara Baja mucho ímpetu para llevar la reforma migratoria al pleno para ser votada”.

Fuentes:

###