tags: Comunicados

Ted Cruz, preparado a llevar al Partido Republicano hacia la derecha en 2016 en el tema migratorio

Share This:

Washington, DC – La noticia de que el senador Ted Cruz (R-TX) está oficialmente contendiendo para presidente debería ser motivo de alarma para los republicanos que esperan recomponer su imagen en el tema migratorio de cara a las elecciones de 2016.

En un video de inicio de campaña, Cruz orgullosamente se presenta a sí mismo como el “hijo de un padre inmigrante, que escapó de la opresión en Cuba y vino a este país con solamente 100 dólares”. A pesar de la historia de éxito de su familia como inmigrante, el récord de voto del senador Cruz es ampliamente definido como hostil hacia los actuales inmigrantes y sus hijos.

Durante su corto tiempo en el Senado, Ted Cruz se ha ganado una reputación como opositor de línea dura hacia los inmigrantes indocumentados. Ha luchado para poner fin a las protecciones de los Dreamers, a tal punto que llama a su esfuerzo por detener DACA como su “más alta prioridad”.

A pesar de la herencia cubana de su padre y destacada historia de éxito como inmigrante, se duda de que Cruz pueda mejorar la posición de los republicanos entre los votantes latinos. Cuando Latino Decisions realizó una encuesta sobre Cruz en 2013 entre los latinos, el senador era ampliamente desconocido (55% no expresó opinión alguna sobre él) y sólo tuvo una tasa de aceptación del 25%. Para octubre de 2014, tras otra encuesta de Latino Decisions, el senador Cruz ya se había definido mejor como antiinmigrante, con 24% de votantes que respondieron que votarían por él, contra el 73% de rechazo.

De acuerdo con Frank Sharry, director ejecutivo de America´s Voice, “atendiendo a su agenda en el Senado, es probable que Cruz lleve a sus camaradas republicanos hacia la derecha en el tema migratorio durante la etapa de las primarias. Esto, en su momento, tendrá el efecto de hacer del eventual nominado de su partido más inelegible al afianzar la imagen del Partido Republicano como hostil hacia las acciones ejecutivas y la reforma migratoria en el próximo ciclo electoral. Dado que el candidato republicano tendrá que atraer al menos 40% del voto latino en 2016 para tener una oportunidad de ganar la presidencia, la determinación de Cruz de terminar los programas DACA y DAPA y maximizar las deportaciones de inmigrantes establecidos en Estados Unidos desde hace mucho tiempo es una mala noticia para el partido que necesita expandir su atractivo, y buenas noticias para los demócratas que buscan consolidar su apoyo entre el electorado latino de más rápido crecimiento”.

Siga a Frank Sharry y America’s Voice en twitter @FrankSharry y @AmericasVoice.

America’s Voice – Reuniendo el poder y los valores estadounidenses para lograr una reforma migratoria de sentido común

www.americasvoice.org

##