tags: Comunicados

Senadores republicanos están listos para votar por la agenda antiinmigrante de Trump

Share This:

Se mantienen a la extrema derecha, tal como su virtual nominado; los demócratas están preparados a defender a los inmigrantes

La campaña de Donald Trump ha estado plagada de nativismo, racismo y demagogia. Y muchos republicanos han procurado distanciarse de la retórica del nominado de su partido. Pero cuando se trata de políticas, los republicanos de la Cámara Baja y del Senado han mostrado que sus prioridades son tan incendiarias e inaceptables como las de Donald Trump.

Hoy, los republicanos del Senado continúan con esta forma de proceder con un voto en torno a medidas antiinmigrantes presentadas por los senadores Ted Cruz (R-TX) y Pat Toomey (R-PA). Cargados de alarmismo, los proyectos de ley se hacen eco de un fracasado intento del senador David Vitter (R-LA) del año pasado y buscan fortalecer a figuras como el sheriff Joe Arpaio.

Este úlitmo esfuerzo republicano de aprobar una legislación antiinmigrante es otro recordatorio de que la visión compartida que une al virtual nominado y al Congreso republicanos es más que una coincidencia. La ofensiva legislativa está respaldada por el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell (R-KY), quien insiste en que Donald Trump “necesita cambiar” y aún no es un candidato presidencial “creíble”. Sin embargo, reiteró su apoyo a una presidencia de Trump, y al impulsar nuevos proyectos de ley antiinmigrantes, McConnell ya está haciendo avanzar la agenda legislativa de Trump en el Senado. En lugar de apoyar un tipo de reforma migratoria que respalda la mayoría del pueblo estadounidense, los senadores republicanos ofrecen propuestas ineficaces, perjudiciales y costosas, con el fin de complacer a su base nativista.

De acuerdo con Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice, “no sorprende el que los senadores republicanos impulsen la agenda antiinmigrante de Trump en vísperas de la Convención Nativista Republicana. Como quedó demostrado en la contienda por la nominación, el Partido Republicano está al servicio de un electorado enojado que demoniza ‘al otro’. En lugar de estar del lado de un Estados Unidos de inclusión que respeta el carácter y las contribuciones de todos los que viven aquí, independientemente de su lugar de nacimiento o sus antecedentes, los senadores republicanos buscan que la población vulnerable sea su chivo expiatorio en una tentativa lamentable de anotarse puntos políticos de manera fácil. Nosotros somos optimistas de que los senadores demócratas enfrentarán esta terrible y estrecha visión de Estados Unidos y se pondrán del lado de un país que aspira a estar a la altura de sus ideales”.