tags: Comunicados

Senadores en la frontera: oportunidad de aportar datos reales al debate migratorio

Share This:

Con la frontera más segura que nunca, es hora de completar el resto de la reforma migratoria 

Washington, DC – Cuatro senadores del grupo de los ocho que negocia un lenguaje bipartidista de reforma migratoria en la Cámara Alta hará hoy un recorrido por la frontera  en Nogales, Arizona. Posteriormente los senadores republicanos John McCain y Jeff Flake, ambos de Arizona, y los senadores demócratas Chuck Schumer (NY) y Michael Bennet (CO) ofrecerán una rueda de prensa donde tendrán la oportunidad de explicar el verdadero estado de nuestra frontera sur y qué otra reformas requiere nuestro sistema migratorio.

“Por años la única acción del gobierno central de Washington en materia migratoria ha sido destinar dinero y agentes. Y los expertos independientes han concluido que la frontera está más segura que nunca. Sin embargo, nuestro sistema migratorio sigue quebrantado. La pieza que falta, que es el corazón de la reforma migratoria y que necesitamos que el Congreso apruebe, es una vía a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados. Abordar este asunto y reformar los canales legales para que los futuros inmigrantes tengan un mecanismo para venir aquí legalmente, permitirá que finalmente podamos controlar y ordenar el sistema actual”, declaró Lynn Tramonte, subdirectora de America’s Voice Education Fund.

Un reciente informe del Center for American Progress (CAP) encontró que los requisitos de seguridad fronteriza de los proyectos migratorios de 2006 y 2007  “se alcanzaron y en algunos casos se superaron dada la inversión de recursos sin precedentes en los esfuerzos de seguridad en la franja”. Asimismo, otro análisis del Instituto de Política Migratoria (MPI) determinó que en el año fiscal 2012 el gobierno federal gastó 18 mil millones de dólares en la aplicación de leyes migratorias, más que los recursos combinados de otras agencias federales en la aplicación de leyes.

El mito de la frontera insegura continúa siendo una estrategia utilizada por quienes no apoyan la reforma.  Por ejemplo, el senador John Cornyn (R-TX), expresó en el mes de enero su oposición a cualquier esfuerzo para lograr una reforma amplia diciendo que “la gente necesita saber que hemos hecho todo lo posible parar asegurar la frontera”.  Jordan Fabian, de ABC/Univisión, reportó que Cornyn incluso aludió al espectro del 9/11 diciendo “que una frontera ‘porosa’ podría dejar a Estados Unidos en una posición ‘vulnerable al tipo de ataque que sostuvimos durante el 9/11’”.  Cornyn, así como otros proponentes del concepto de “seguridad fronteriza primero”, están conscientes de que sus posturas no coinciden con la realidad de la seguridad fronteriza y los costos asociados. Su propósito es utilizar el espectro de la frontera porosa como una excusa conveniente para la inacción.

“Seamos realistas.  Los esfuerzos para la protección fronteriza están a niveles históricamente positivos.  Argumentar que no podemos trabajar para obtener los otros componentes de una reforma migratoria amplia hasta que no hagamos más en la aplicación de leyes es la forma en que Washington se opone a algo sin querer admitirlo.  Es la clásica estrategia Cornyn.  Esperemos que otros miembros de su partido entiendan que los estadounidenses no quieren más excusas sino acción.  Lo que desean es una ley que resuelva este asunto de una vez y por todas, una ley que contemple la ciudadanía para los 11 millones de inmigrantes que aspiran a esa ciudadanía”, concluyó Tramonte.

America’s Voice Education Fund– Harnessing the power of American voices and American values to win common sense immigration reform

www.americasvoiceonline.org  

###