tags: Comunicados

Seguridad, un primer obstáculo

Share This:

El Senado no avanzó ayer con el voto de enmiendas sobre una reforma migratoria y sólo se centró en debatir la propuesta resaltando el tema de seguridad fronteriza.  Republicanos y demócratas no lograron acuerdo en el proceso a seguir, una señal de las trabas que enfrentará el plan en las próximas semanas.  Una de las enmiendas más discutidas fue la de Chuck Grassley (R-IA), que   prohibiría  la legalización de inmigrantes indocumentados en el país hasta que el Departamento de Seguridad Nacional tenga un control efectivo de la frontera durante seis meses.  Grupos proinmigrantes calificaron la medida  como una “píldora venenosa”, ya que podría hacer imposible el proceso de legalización o lo retardaría considerablemente.