America's Voice English »

America's Voice

 

Respuesta a la aprobación en el Senado del paquete para enfrentar el COVID-19

 

“Debemos hacer que el presidente mantenga su palabra de que el estatus migratorio no será una barrera para recibir la prueba para el COVID-19, o de que buscar tratamiento no será utilizado contra los inmigrantes y sus familias, ni los expondrá a la deportación o a la detención”: Pili Tobar, America’s Voice

El Senado aprobó ya el tercer paquete de alivio para enfrentar el COVID-19 y se espera que la Cámara de Representantes haga lo mismo y lo envíe al presidente para que lo firme. A continuación compartimos un comunicado de Pili Tobar, Subdirectora de America’s Voice, al respecto:

Nos complace que los republicanos y los demócratas hayan llegado a un acuerdo para avanzar este crucial y necesario paquete de alivio, estímulo y respuesta. Es una versión enormemente mejorada de la inicialmente presentada por los republicanos del Senado. Gracias a los demócratas, este paquete cambia el énfasis que se había puesto en las donaciones a corporaciones con mínima responsabilidad, a en lugar de ello proveer ayuda a los trabajadores estadounidenses, a los centros de salud comunitaria y a los gobiernos locales.

Desafortunadamente, aún no provee cobertura de Medicaid para pruebas y tratamiento a todos, independientemente de su estatus migratorio. Al dejar fuera a los inmigrantes, que viven en nuestras comunidades y que se encuentran en el frente de la respuesta que está librando la nación contra el COVID-19, es peligroso y solo obstaculizará nuestra posibilidad de combatir esta pandemia.

Debemos hacer que el presidente mantenga su palabra de que el estatus migratorio no será una barrera para recibir la prueba para el COVID-19, o de que buscar tratamiento no será utilizado contra los inmigrantes y sus familias, ni los expondrá a la deportación o a la detención.

Trump seguirá señalando con el dedo a los inmigrantes y a los extranjeros, y diciéndole a sus seguidores de campaña que cerrar la frontera es un paso importante que está dando para asegurar al país contra la amenaza del virus (diciendo que ‘la inmigración illegal perjudica la vida de todos los estadounidenses’), con el fin de distraer del fracaso de su gobierno en el manejo de esta crisis de salud y del hecho de que aún no hay suficientes equipos de prueba, mascarillas, ventiladores o camas de hospital que se necesitan para combatir el coronavirus. Mientras que el enfoque del gobierno en torno al COVID-19 sigue siendo solamente político y  en función del interés personal, el pueblo estadounidense busca que el Congreso, los gobernadores, los alcaldes y los expertos en salud pública provean el liderazgo oficial para llenar el vacío dejado por la Casa Blanca. Dejar que todos los que trabajan y viven en Estados Unidos reciban al prueba y el tratamiento es una prioridad crucial que debe ser abordada en el próximo paquete de alivio contra el COVID-19, porque es la única manera de reducir la curva y proveer el alivio que toda la gente que vivve en el país necesita.