tags: Comunicados

Reporte de GAO concluye que administración Bush no protegió a trabajadores màs vulnerables

Share This:

25/03/09 a 10:41am

Washington, DC – Un nuevo reporte de la Oficina de Responsabilidad Gubernamental (GAO) concluyó que durante la administración de George W. Bush, el Departamento del Trabajo no aplicó adecuadamente las leyes y reglas para proteger a los trabajadores más vulnerables.

 

El informe asegura que la división del Departamento del Trabajo encargada de aplicar las leyes sobre salario mínimo y horas extra, entre otras cosas, no atendió las quejas de miles de víctimas de empleadores inescrupulosos.

 

“Desafortunadamente y con demasiada frecuencia, el resultado fue que empleadores inescrupulosos se aprovecharon de los trabajadores que ganan los ingresos más bajos en nuestra nación”, señala el reporte de GAO dado a conocer ayer.

 

Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, declaró que “bajo la pasada administración los empleadores inescrupulosos tuvieron demasiada libertad para violar las leyes (laborales) y minar a los trabajadores por la escasa y estricta aplicación de esas leyes”.

 

“La administración Obama y el Congreso están tomando las medidas necesarias para corregir las injusticias de la pasada administración y lograr que la prioridad del Departamento del Trabajo sea la protección de todos los trabajadores”, añadió Sharry.

 

“Además de dar énfasis a la protección de los trabajadores, la administración debe impulsar una reforma migratoria amplia que cree oportunidades justas para todos los trabajadores”,afirmó Sharry.

 

El Comité cameral de Educación y Trabajo, que preside el congresista demócrata de California, George Miller, condujo hoy una audiencia para discutir el informe.

 

Miller encabeza la lucha en contra de los abusos laborales y resaltó dos pesquisas previas que concluyeron que la División de Salarios y Pago por Hora ha fallado en investigar y erradicar las violaciones de las leyes laborales.

 

En días atrás, otro reportede la GAO delineó cómo las política de aplicación de leyes migratorias bajo la administración Bush se enfocó en quienes no eran criminales demostrando una vez más que las prioridades de la pasada administración no eran las correctas.

 

La Casa Blanca tiene ahora la responsabilidad de trazar un nuevo curso y reevaluar las prioridades.

 

A la luz del nuevo reporte de la GAO, la Secretaria del Trabajo, Hilda Solís, ya se ha comprometido a dar nuevo vigor a la Divisón de Salarios y Pago por Hora indicando que “me comprometo a garantizar que cada trabajador reciba cuando menos el salario mínimo, que quienes trabajen tiempo extra sean adecuadamente compensados, que se apliquen estrictamente las leyes laborales que protegen a los niños, y que cada trabajador labore en un ambiente seguro y sano”.

 

“Aplaudo al presidente Barack Obama, a la Secretaria Solís, al congresista Miller y a quienes laboran en la presente administración y en el Congreso para mejorar la rendición de cuentas y la aplicación adecuada de nuestras leyes laborales”, sostuvo Sharry.

 

“Ellos también saben que necesitamos una reforma migratoria amplia para generar mayor estabilidad en la fuerza laboral, para garantizar que todos los trabajadores y los empleadores estén pagando los impuestos que les corresponden, y para probar una vez más que somos una nación de inmigrantes y de leyes”, concluyó Sharry.