tags: Comunicados

Reflexiones en torno a Steve King: el tumor ha sido extirpado, pero el cáncer ha hecho metástasis en todo el Partido Republicano

Share This:

Comunicado de Frank Sharry

 

El representante Steve King perdió anoche su elección primaria para ser reelecto al Distrito 4 de Iowa de la Cámara de Representantes. Aunque no regresará al Congreso en enero próximo, su legado de racismo, ultranacionalismo y xenofobia es ahora el principio que rige al Partido Republicano en todo el país y al mensaje de la mayoría de sus campañas.

A continuación compartimos un comunicado de Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice, al respecto:

Ya era hora, Steve King. No se te extrañará. Tu racismo y xenofobia fueron demasiado para un partido político que ha abrazado precisamente el racismo y la xenofobia. Vociferaste demasiadas veces. Por ello, te echaron de la oficina.

Pero antes de darle crédito al Partido Republicano por haber purgado a uno de los más abiertamente declarados y tóxicos abanderados del nacionalismo blanco, seamos claros. Aunque el tumor que era Steve King ha sido extirpado, el cáncer de su visión del mundo y su política ha hecho metástasis y se ha esparcido en todo el Partido Republicano.

Atizar el revanchismo blanco, sembrar la división e incitar al contragolpe racial son ahora los temas principales del Partido Republicano. Sin duda, Donald Trump marca la pauta y da permiso. Pero en casi toda contienda a casi todo nivel de gobierno, los republicanos están siguiendo su ejemplo, sin arrepentimento alguno. Muchos se están postulando con base en la xenofobia, el miedo a los inmigrantes, a la gente de color y profundizando las divisiones respecto a la sociedad estadounidense.

Consulte aquí nuestra base de datos sobre los anuncios de campaña del Partido Republicano (http://2020adwatch.com/ ) o lea nuestro informe del lunes sobre el despliegue de miedo, xenofobia y división de los canidatos republicanos alrededor del país.

No nos engañemos: el presidente ve la violencia, el caos y la lucha racial como recursos para su reelección, y nadie en el Partido Republicano se atreve a estar en desacuerdo con su enfoque. Parecen estar convencidos de que esta es la mejor oportunidad que tienen de aferrase al poder. No lo es. La nación ha cambiado. El racismo y la xenofobia fueron retomados en 2018, cuando Trump nacionalizó las elecciones intermedias y las volcó hacia la MS-13, las caravanas y los extranjeros “de terror”. Pero entonces, el Partido Republicano sufrió la más amplia derrota en la historia de los comicios intermedios.

Él no quiere hablar sobre ello porque socava su cuidadosamente construida imagen de político genio que sabe algo que el resto de nosotros desconocemos. No es así. Guió al partido hacia una derrota masiva. Aquí están las facturas. Lo más probable es que la derrota de 2020 sea aún mayor.

Adiós, Steve King. Esperamos decir lo mismo a Trump y a sus muchos alcahuetes en noviembre.