tags: Comunicados

RECOMENDACIÓN DE VOTO

Share This:

La Ley de Modernización de la Fuerza Laboral Agrícola ofrece una esperanza y estatus legal a los campesinos y sus familias:

America’s Voice Insta a Votar

Washington, DC – La Ley de Modernización de la Fuerza Laboral Agrícola (H.R. 5038) fue aprobada por el Comité de Reglas de la Cámara de Representantes hoy y se espera que sea debatida y votada mañana. America’s Voice insta a los miembros del Congreso a votar por esta histórica y bipartidista legislación para legalizar a campesinos y sus familias, a fin de que fortalezcan la economía estadounidense y a su sector agrícola. El proyecto de ley fue sometido por los representantes Zoe Lofgren (D-CA) y Dan Newhouse (R-WA) y tiene 62 copatrocinadores de 24 estados, incluyendo 25 republicanos. Un resumen del proyecto de ley puede ser consultado aquí. A continuación compartimos un comunicado de Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice:

 

Los trabajadores agrícolas alimentan a Estados Unidos y todos los días van hacia campos y viveros para cultivar y cosechar la comida y los productos que hacen posible nuestra comida. No es un secreto que la mayoría de los trabajadores agrícolas son indocumentados, lo que los pone en riesgo junto con sus familias, compañeros de trabajo y empleadores honestos. Las tareas son difíciles, las condiciones pueden ser brutales, el trabajo es especializado y el salario suele ser bajo. Esta legislación busca colocar a los hombres y mujeres que trabajan en el campo, quienes son vitales para la economía de Estados Unidos, en una base legal para protegerlos a ellos y a sus familias de la deportación, dándoles una clara vía a la residencia permanente, lo que les permitiría más adelante solicitar la ciudadanía.

Es significativo que la legislación sea producto de negociaciones prolongadas entre republicanos y demócratas, productores y sindicatos agrícolas y defensores de campesinos, entre conservadores y progresistas. El resultado de esas negociaciones es un proyecto de ley equilibrado que no se apoya en enormes gastos de protección o detención o nuevos presupuestos para seguridad fronteriza, como se acostumbra en el Capitolio. En lugar de ello, este Proyecto de ley es claro en la necesidad de legalizar la existente fuerza laboral y en proveer un flujo legal de trabajadores hacia la agricultura en el futuro, garantizando al mismo tiempo las salvaguardias tanto para trabajadores como para empleadores.

 

La industria agrícola dinamiza la economía de Estados Unidos, pero ha padecido durante este presidente de guerras comerciales, tarifas, ejecuciones hipotecarias, cambio climático y otros factores. Estabilizar y modernizar la fuerza laboral agrícola es una manera de abordar estos desafíos. Los miembros del Congreso tienen una oportunidad de sumar sus votos y sus voces para aprobar esta legislación, lo cual enviará un fuerte mensaje de que la gente trabajadora —incluso los indocumentados— son parte importante del éxito de nuestra nación, de tal modo que su trabajo debe ser reconocido y protegido por nuestras leyes laborales.