tags: Comunicados

¿Qué más necesita ver la Cámara Baja republicana para programar un voto por la reforma migratoria?

Share This:

Mensaje del movimiento pro reforma: establezcan una fecha para los votos o enfrenten las consecuencias políticas

Washington, DC – La presión para que la Cámara de Representantes avance en la reforma migratoria con vía hacia la ciudanía se está ampliando desde la derecha, la izquierda y el centro. Lo único que falta es que el liderazgo republicano programe los votos.

De acuerdo con Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, “¿qué más necesitan ver y oír los líderes republicanos de la Cámara Baja para establecer una fecha y avanzar en un voto? La reforma migratoria con vía hacia la ciudadanía se aprobaría hoy si el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner (R-OH), la somete a voto. Goza de un fuerte apoyo mayoritario tanto de la gente, como de republicanos y de numerosos votantes conservadores. Es bueno para el país, para la economía y para el futuro político del Partido Republicano. Finalmente, es esencial para diversos funcionarios vulnerables”.

Vea abajo cómo está creciendo la presión sobre los republicanos de la Cámara Baja:

• Donantes políticos de ambos partidos harán que paguen los opositores a la reforma migratoria: La semana pasada, Laura Meckler escribió en The Wall Street Journal que los principales donantes republicanos de negocios están cada vez más frustrados con la demora de la Cámara Baja republicana en inmigración, algunos “reteniendo contribuciones políticas a miembros del Congreso que no muestran respaldo en materia de inmigración” y muchos “llamando a los principales líderes” para que hagan algo sobre la reforma. Ayer, The Washington Post describió la formación de un esfuerzo de donantes demócratas denominado Latino Victory Project (Proyecto Victoria Latina). Tal como reseñó el Post, el grupo está “enfocado en una nueva campaña: un esfuerzo para expulsar a los legisladores que se interponen en el camino de reformar leyes migratorias” y está “planeando invertir unos $20 millones en campañas enfocadas en miembros del Congreso que tienen considerables comunidades latinas en sus distritos pero se oponen a la reforma migratoria integral”.

• Líderes conservadores pro reforma amplían la presión sobre los republicanos de la Cámara Baja: electorados conservadores –que incluyen grupos empresariales como la Cámara de Comercio de Estados Unidos y líderes evangélicos– están comprometidos en una campaña de cabildeo en el Capitolio esta semana en apoyo a que la Cámara Baja avance en la reforma migratoria con vía hacia la ciudadanía. The New York Times hizo notar que “un impulso para llevar la legislación migratoria al pleno de la Cámara Baja, liderado por una coalición poco usual de ejecutivos empresariales, conservadores prominentes y líderes evangélicos, amenaza con crear otro cisma en el Partido Republicano y podría tener un efecto considerable en las contribuciones de campaña antes de las elecciones de medio término”. A la luz de esta presión, incluso el líder antiinmigrante Roy Beck, de Numbers USA, admitió que “existe la posibilidad de que esto cambie un poco el apoyo” en la Cámara Baja.

• Republicanos de la Cámara Baja se inclinan hacia la reforma migratoria y hacen un llamado a que se vote: En el programa de ayer de Al punto, de Univisión, el representante Jeff Denham (R-CA) anunció que se convertirá en el primer republicano en copatrocinar el proyecto HR 15, “Ley de Seguridad Fronteriza, Oportunidad Económica y Modernización Migratoria” (legislaciónque es un enfoque bipartidista de la reforma migratoria, cuyas disposiciones han atraído apoyo de demócratas y republicanos en el Senado o en la Cámara Baja). Como lo hicimos notar, el anuncio de Denham es una importante fisura en la barrera que ha estado bloqueando la aprobación de la reforma en la Cámara de Representantes. Si bien es cierto que Denham es el primero en copatrocinar el proyecto HR 15, otros republicanos de estados con fuerte presencia latina podrían unírsele. El viernes pasado, el representante Joe Heck (R-NV) se animó a presionar a su propio liderazgo para que actúe. Divulgó un comunicado en el que declaró que “hay un claro y bipartidista consenso entre los miembros de la Cámara Baja en el sentido de que la reforma migratoria es lo correcto a hacer, tanto para la gente en este país como para nuestra economía… seguiré urgiendo al liderazgo de la Cámara Baja a avanzar en la reforma migratoria lo más pronto posible”. Además, el representante Trent Franks (R-AZ) se ha convertido en el republicano número 29 en declarar públicamente su apoyo a la reforma migratoria con vía hacia la ciudadanía. Según el Arizona Republic, Franks dijo: “Yo soy uno de esos que no cree que la gente que ha vivido en este país… ilegalmente, ahora se le debería impedir la vía hacia la ciudadanía porque nosotros no hemos reforzado la ley… me gustaría ver una vía hacia la ciudadanía para todos, una en la que nadie fuera impedido de lograrla, a menos que haya cometido algún delito…” Franks también dijo: “Creo que el tema va a llegar al pleno y yo apoyo que lo traigan… Nos estamos reuniendo una o dos veces por semana, y les puedo decir que hay un plan para someter el tema migratorio al pleno”.

• Un hecho contundente: Hasta hoy, la única acción inmigratoria que ha tenido lugar en el pleno de la Cámara Baja este año es un voto sobre la enmienda de Steve King para derogar la Acción Diferida para Quienes Llegaron Durante la Niñez (DACA) y someter a deportación a los DREAMers: Scott Bland, del National Journal, envió un tuit tras las declaraciones del representante Heck: “Mientras más se esperen los republicanos de la Cámara Baja en inmigración, más tiempo tendrán Joe Heck y otros para votar por quitarle fondos a la acción diferida”. Este es un punto crucial –a pesar de toda la retórica pro reforma, el único voto real que ha llevado a cabo la Cámara Baja en relación con el tema migratorio ha sido la enmienda redactada por el extremista antiinmigrante Steve King para someter a los DREAMers a deportación. Sólo siete republicanos votaron contra la enmienda. Si el Partido Republicano quiere presentar un nuevo rostro a los votantes en 2014, va a necesitar un nuevo voto para seguir con vida.

Sharry concluyó: “Si Steve King obtuvo un voto en inmigración, entonces Jeff Denham y la mayoría que apoya en la Cámara Baja una reforma sensata merece uno también. Depende del liderazgo republicano, pues el movimiento pro reforma no se detendrá hasta que tengamos nuestro voto y se apruebe la reforma”.

Siga a Frank Sharry y America’s Voice en Twitter: @FrankSharry y @AmericasVoice
America’s Voice – Reuniendo el poder de las voces y los valores estadounidenses para lograr una reforma migratoria de sentido común

www.americasvoiceonline.org

###