tags: Comunicados

Por qué junio es el mes para transformar en éxito o en un rotundo fracaso la reforma migratoria

Share This:

Faltan 44 días para que se cierre la oportunidad al Partido Republicano

Washington, DC –  Un consenso ha surgido en las perspectivas de la reforma migratoria en este Congreso: hay una oportunidad muy estrecha y de rápido fin para la acción legislativa en la Cámara de Representantes. Lo que esto significa es que junio es el mes para transformar en éxito o en un rotundo fracaso la reforma migratoria, así como para el futuro del Partido Republicano.

Como lo ha dejado en claro el defensor de la reforma migratoria, el representante Luis Gutiérrez (D-IL), y otros, sabremos antes del receso del 4 de Julio si hay alguna verdadera oportunidad para aprobar la legislación en este Congreso. Para finales de junio, los republicanos de la Cámara Baja necesitarán haber demostrado su intención, no a través de retórica vaga y falsas expectativas, sino mediante acciones concretas. Para entonces, ellos habrán de presentar propuestas legislativas en relación con los 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos y anunciado votos en el pleno antes del receso de agosto, o serán considerados responsables de bloquear la reforma migratoria en este Congreso.

He aquí el porqué. Será prácticamente imposible para el Congreso aprobar una amplia revisión de la reforma migratoria en septiembre y octubre de este año, los meses inmediatamente precedentes a las elecciones de medio término de noviembre. Y es altamente improbable que dicha legislación tan importante sea promulgada durante la sesión saliente tras dichos comicios, a menos que sea tomada una acción significativa por parte de la Cámara Baja antes del receso de agosto. Finalmente, hablar de que la reforma sea promulgada en el próximo Congreso es pura fantasía. Los años 2015 y 2016 serán dominados por una dividida contienda por la nominación presidencial republicana que hará imposible su unidad y/o un gran avance bipartidista en la reforma migratoria. Es verdaderamente “ahora o nunca”, como escribió ayer Greg Sargent en “The Plume Line”, del Washington Post, acerca de las perspectivas de la legislación en este Congreso.

En junio veremos también tres momentos importantes para el movimiento por la reforma migratoria: el 6 de junio será el primer aniversario de la aprobación por parte de los republicanos de la Cámara Baja de la enmienda de Steve King para quitar fondos al programa de Acción Diferida para Quienes Llegaron Durante la Infancia (DACA) y someter a los DREAMers a la deportación; el 15 de junio será el segundo aniversario de que el gobierno de Obama estableció el programa DACA, una decisión que cambió el curso de las elecciones de 2012; y el 27 de junio será el primer aniversario de la aprobación por parte del Senado de la ley de reforma migratoria por un margen bipartidista de 68 votos a 32.

Mientras se cierran las oportunidades para los republicanos, éstas estarán ampliamente abiertas para que el presidente Obama tome una audaz acción ejecutiva para proveer alivio positivo a inmigrantes indocumentados de baja prioridad. Y si los republicanos de la Cámara Baja continúan bloqueando la reforma, seguirán enfilándose hacia el “abismo demográfico”. La semana pasada America’s Voice dio a conocer un nuevo sitio en línea –www.gopcliff.com– que refleja el futuro sombrío del Partido Republicano si bloquea la reforma migratoria.

De acuerdo con Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, “el reloj está avanzando, el futuro del Partido Republicano está en riesgo y sin embargo los republicanos de la Cámara Baja están actuando como si tuvieran todo el tiempo del mundo. No lo tienen. Si no avanzan en la reforma migratoria en las pocas próximas semanas, cederán la iniciativa al presidente Obama, desperdiciando la oportunidad de hacer lo correcto en una serie de políticas públicas que están claramente en el interés nacional y perderán la oportunidad de recuperar su competitividad con el cambiante electorado estadounidense. Para decirlo más claramente, si los republicanos no dan un paso en las próximas siete semanas, estarán garantizando la presidencia a Hillary Clinton para los siguientes ocho años”.

Han pasado 320 días desde que el Senado aprobó su proyecto migratorio; faltan 44 días para que se cierre la oportunidad

America’s Voice – Reuniendo el poder de las voces y los valores estadounidenses para lograr una reforma migratoria de sentido común

www.americasvoice.org

###