tags: Comunicados

Panorama Migratorio: Cinco asuntos a tomar en cuenta según avanza el debate

Share This:

Washington, DC –  Tras la aprobación del plan de reforma migratoria en el Comité Judicial del Senado y con debates en puerta en ambas cámaras del Congreso, presentamos cinco asuntos a tomar en cuenta según avanza el proceso:

  • Para los demócratas es mejor un proyecto con 60 votos o más del que puedan estar orgullosos que un proyecto de 70 votos o más que pierda su delicado balance: Senadores de ambos partidos dicen que pueden obtener 70 votos para el proyecto de reforma migratoria.  El proyecto del Senado es producto de un delicado acuerdo entre la izquierda y la derecha. Inclinar el proyecto todavía más a la derecha para obtener más votos republicanos no determinará si el proyecto es o no aprobado en el Senado, pero determinará si el proyecto mantiene el amplio e intenso apoyo de la base. Es mejor un buen proyecto con 60 a 70 votos, que un proyecto con 70 a 80 votos que pierda solidez y sustancia dando concesiones a los conservadores a cambio de votos.
  • Atención Republicanos: las concesiones antiinmigrantes sólo refuerzan una pobre imagen política: Varios senadores republicanos como Orrin Hatch (R-UT), Dean Heller (R-NV) y Rand Paul (R-KY), hablan de apoyar potencialmente el proyecto a cambio de concesiones y cambios que debilitarán la medida. Aunque se anticipan cambios durante el debate en el Senado y algunos de los cambios propuestos de buena fe por algunos de estos senadores intentan mejorar la medida, la mayor parte sólo busca destinar más fondos a la frontera y dificultar todavía más la vía a la ciudadanía para los inmigrantes. Estos cambios de política pública no sólo alteran el delicado balance del proyecto sino que corren el riesgo de reforzar la problemática imagen que tienen los republicanos ante los votantes latinos.
  • El tiempo no está de parte de líderes republicanos como el portavoz cameral, John Boehner, quien sabe que tiene que aprobar la reforma: Ante la expectativa de que el Senado aprobará un plan de reforma, la pregunta es cómo la medida se aprobará en la Cámara Baja. Y con la renovada presión del liderazgo cameral republicano para la pronta aprobación de un proyecto, los republicanos deben estar alertas: mientras más tiempo pase, más oportunidades tendrán los extremistas antiinmigrantes de definir al Partido Republicano. Para Boehner la opción es clara: ser el líder que impulse un cambio fundamental de política pública que mejore la competitividad electoral del Partido Republicano, o ser el líder que permite que su partido sea dominado por extremistas  relegándolo a la irrelevancia.
  • El imperativo político es claro, la política pública tiene amplio apoyo, y el proceso avanza bien: Hasta el senador republicano de Iowa, Chuck Grassley (R-IA), opositor de la reforma y uno de los seis signatarios de una carta fechada en marzo que pedía que el proceso legislativo fuera más lento, ha alabado el proceso en el panel Judicial diciendo que  “fue una conversación productiva”.  El impulso en el Senado se sostiene además en una creciente y diversa coalición que incluye líderes de fe, organizaciones étnicas,  sindicatos, empresarios y agentes del orden público, maestros, veteranos y líderes de derechos civiles.  El hecho de que la inmigración es un raro ejemplo de un proceso legislativo serio, transparente y bipartidista, es una de sus mayores fortalezas.

Siga a Frank Sharry y a America’s Voice en Twitter: @FrankSharry and @AmericasVoice

America’s Voice — Harnessing the power of American voices and American values to win common sense immigration reform

www.americasvoiceonline.org

###