tags: Comunicados

Nueva encuesta de PRRI sobre inmigración encuentra que hay amplio y duradero apoyo pro inmigrante en todo Estados Unidos

Share This:

A pesar de la obsesión antiinmigrante de la contienda presidencial republicana, los estadounidenses se mantienen ampliamente en favor de políticas pro inmigrantes

El Public Religion Research Institute (PRRI) dio a conocer este día el Atlas 2015 de los Valores Estadounidenses, un examen integral de las actitudes del país sobre una variedad de temas migratorios. Realizado de abril de 2015 a enero de 2016 e integrado por una amplia muestra de 42,000 entrevistas, la nueva encuesta de PRRI permite una análisis detallado sobre cómo el público en general, así como estados específicos y poblaciones, se sienten en torno a los inmigrantes y a la política migratoria.

El sondeo encuentra apoyo amplio y duradero tanto en el electorado como en todo el país hacia políticas pro inmigrantes, en directa contradicción con el duro tono antiinmigrante y la tónica de la campaña presidencial republicana. El director del PRRI, Dr. Robert P. Jones, dijo en un comunicado de prensa: “Aunque las campañas presidenciales de los candidatos líderes republicanos han sido impulsadas por la antipatía hacia los inmigrantes, estas opiniones no reflejan la mentalidad del público y pueden no tener resonancia entre los republicanos más jóvenes y los protestantes evangélicos blancos. Si bien estos votantes más jóvenes no son un factor importante en la temporada de primarias, los candidatos republicanos necesitarán su apoyo en la elección general”.

Entre los hallazgos clave de la nueva encuesta de PRRI están los siguientes:

Preferencia duradera y mayoritaria para que a los inmigrantes indocumentados “Se les permita quedarse aquí” en lugar de “Pedirles que se vayan”: Una combinación del 77% de los consultados (casi cuatro de cada cinco estadounidenses) apoyan políticas que permitirían a los inmigrantes indocumentados quedarse aquí, mientras que uno de cada cinco apoya políticas que les pedirían irse del país, como lo proponen Donald Trump y Ted Cruz. Específicamente, cuando se les hizo la pregunta dividida en tres partes sobre las políticas que preferían para los inmigrantes indocumentados, 62% respondió que se les debería permitir una vía para convertirse en ciudadanos si cumplen ciertos requisitos; 15% dijo que debería permitírseles convertirse en residentes legales permanentes, pero no ciudadanos; y 19% contestó que se les debería identificar y deportarlos. Como lo hace notarPRRI, “actitudes en torno a esta cuestión se han mantenido notablemente estables a lo largo de 2015”. Además, los datos de PRRI son muy similares a los hallazgos y márgenes de la encuesta de Gallup y la de Pew Research.

Dos de cada tres republicanos apoyan las políticas de “Quedarse aquí”; el apoyo es especialmente fuerte entre los republicanos más jóvenes: En un hallazgo que sorprendería a quienes creen que Trump está hablando por la mayoría de los republicanos cuando promete perseguir a 11 millones de indocumentados y forzarlos a irse del país, dos de cada tres republicanos apoyan una vía para que “se queden aquí” en lugar de “irse”. Específicamente, 52% de los republicanos consultados respaldan la opción de la ciudadanía y 14% apoya la legalización sin ciudadanía (una combinación de 66% de encuestados republicanos); 30% de ellos está en favor de la deportación. El sumario de la encuesta de PRRI hace notarque “las actitudes de los republicanos sobre la política de reforma migratoria también varía significativamente por edad. Más de seis en diez (63%) jóvenes republicanos (entre 18 y 29 años) apoyan el otorgar a los inmigrantes que actualmente viven de manera ilegal en el país una vía a la ciudadanía, mientras que sólo uno de cada cinco (20%) prefiere la identificación y deportación de esos inmigrantes. Los republicanos mayores, en contraste, expresan mucho menor apoyo por una vía a la ciudadanía. Menos de la mitad (47%) de los ancianos del Partido Republicano (de 65 años y mayores) están en favor de permitir a los inmigrantes indocumentados convertirse en ciudadanos si cumplen ciertos requisitos, mientras que más de una tercera parte (34%) apoya la deportación”. Es de destacarse que los hallazgos del PRRI entre los republicanos hacen eco de los resultados de encuestas de salida en primarias realizadas en estados republicanos, en 14/16 estados, los votantes republicanos de primarias han apoyado el ofrecer a los inmigrantes indocumentados “una oportunidad para solicitar el estatus legal” en lugar de la deportación.

Casi nueve de diez demócratas apoyan las políticas de “Quedarse aquí”: Una combinación de 86% de demócratas en el estudio del PRRI apoyó la opción de la ciudadanía (72%) o la de legalización (14%), mientras que solamente el 11% respaldó la deportación.

En 49/50 estados, la mayoría apoya la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados: En cada estado, excepto South Dakota, la mayoría de los encuestados apoyaron la opción de la ciudadanía. Incluso en ese estado, una mayoría relativa (46%) apoyó la ciudadanía y un 16% adicional respaldó la legalización, salvo la ciudadanía, lo que significa que el 62% de los consultados apoyó políticas de “quedarse aquí”.

Los estadounidenses consideran a los inmigrantes como una fortaleza, en lugar de una amenaza, a la sociedad: Por un margen de 50%-34, los encuestados dijeron que los recién llegados de otros países fortalecen a la sociedad estadounidense en lugar de representar una amenaza a las costumbres y valores del país. Como lo hace notar el sumario de la encuesta dePRRI, “Hay notables diferencias generacionales en las actitudes hacia los inmigrantes. Más de dos tercios (68%) de jóvenes adultos (de 18 a 29 años) dicen que los inmigrantes que llegan a Estados Unidos fortalecen al país, mientras que menos de uno de cada cinco (19%) dicen que los inmigrantes amenazan los valores y costumbres tradicionales estadounidenses. En contraste, sólo 36% de los ancianos (de 65 años y mayores) creen que los recién llegados fortalecen a la sociedad estadounidense, mientras que cerca de la mitad (44%) cree que son una amenaza”.

De acuerdo con Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, “Con base en la enorme cantidad de 42,000 entrevistas, los resultados muestran, por un margen de 4-1, que los estadounidenses favorecen políticas que otorguen a los inmigrantes indocumentados la oportunidad de permanecer en Estados Unidos en lugar de enfrentar la deportación, y que incluso 2/3 de votantes republicanos están de acuerdo. En un momento en que Donald Trump promete una ‘fuerza de deportación’ para perseguir y deportar a 11 millones de inmigrantes indocumentados —y a sus 5 millones de hijos ciudadanos estadounidenses— en 18 a 24 meses, y Ted Cruz promete que nunca habrá legalización, los resultados son notables. Sugieren enfáticamente que Trump y Cruz están activando y consintiendo a los miembros de línea dura del partido, pero no ampliando su cantidad. El hecho de que los punteros del Partido Republicano se estén destrozando para hablarle a una minoría dentro de la minoría dice mucho sobre el lamentable estado en que se encuentran las perspectivas presidenciales republicanas este año y del fuerte estado del que goza el espectro político que está en favor de las reformas migratorias”.

Atlas 2015 de los Valores Estadounidenses de PRRI en inmigraciónhttp://publicreligion.org/site/wp-content/uploads/2016/03/PRRI-AVA-2015-Immigration-Report.pdf

Acceso a datos específicos por estado de PRRIhttp://publicreligion.org/site/wp-content/uploads/2016/03/PRRI-AVA-map-immigration-reform-by-state.jpg and http://publicreligion.org/site/wp-content/uploads/2016/03/PRRI-AVA-table-immigration-reform-by-state.jpg