tags: AVES Blog, Comunicados

Mientras los estadounidenses luchan por mantenerse a salvo y ser responsables, Trump llena los bolsillos de sus donadores para construir su estúpido e ineficaz muro fronterizo

Share This:

The Washington Post informa que el gobierno de Trump ha adjudicado el contrato más grande hasta la fecha para construir el muro fronterizo, un premio de $1.3 mil millones para Fisher Sand & Gravel, propiedad de Tommy Fisher, donante del Partido Republicano, y quien aparece en Fox News.

Nick Miroff escribe en el Post: “El nuevo premio a Fisher conlleva un costo promedio de más de $30 millones por milla de barrera fronteriza, más caro que otros contratos para el muro de Trump. El proyecto se ha transformado de una promesa de campaña de 2016 en uno de los más grandes proyectos federales de infraestructura en la historia de Estados Unidos… Aumentar aún más el precio fue un cambio de diseño por parte del presidente para pedir que el muro fuera pintado de negro, añadiendo unos $1.2 millones por milla”.

A continuación compartimos un comunicado de Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice, al respecto:

En medio de la mayor de las crisis de nuestras vidas, el presidente de Estados Unidos está obsesionado con la construcción de un estúpido e ineficaz muro fronterizo. Él hace esto porque su prioridad es él mismo y su reelección, no la salud ni el bienestar del pueblo estadounidense.

En un momento en que los estadounidenses están atormentados por la infección y la muerte; cuando las pruebas médicas y el tratamiento en el país son insuficientes para reabrir con seguridad la economía, y cuando el personal de primeros auxilios, los trabajadores de la salud y en general los empleados esenciales están arriesgando sus vidas para salvar las nuestras, Trump se enfoca en cumplir una promesa de campaña, a tiempo para las elecciones de 2020.

¿Quién está pagando por el muro? Los contribuyentes estadounidenses, no México. Dado que el Congreso rechazó financiar los $18 mil millones que se gastarían en el muro, ¿de dónde vendrán dichos fondos? Se han desviado fondos asignados por el Congreso para apoyar a la Guardia Nacional y a familias militares. ¿Quién se está haciendo de los grandes contratos para construir el muro? Los compinches de Trump. Además de retacar los bolsillos de sus donantes, ¿cuál es el enfoque de Trump respecto al muro? Gastar millones de dólares en pintarlo de negro. ¿Vale la pena desviar fondos públicos y confiscar tierras de propietarios privados? Los contrabandistas han demostrado ser expertos en atravesar y escalar el muro usando sierras y cuerdas que pueden conseguir en el Home Depot más cercano.

Cualquier otro presidente estaría dedicado por completo a forjar la unidad y a proteger vidas durante la letal pandemia. Trump está dedicado completamente a edificar un monumento a su vanidad y a una pieza clave de su campaña de reelección.

El muro fronterizo es emblemático de Trump y su fallida presidencia: divisivo, distractor, narcisista, mendaz, corrupto, racista, autoritario e ineficaz. Trump es el Nerón de Estados Unidos.