tags: Comunicados

Chris Christie y la política de inmigración

Share This:

Chris Christie se mete en el tema migratorio

Washington, DC – El probable candidato presidencial republicano para 2016 y actual gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, convirtió ayer en ley su versión estatal del DREAM Act.  Algunos observadores ya están tratando de evaluar las implicaciones políticas de la probable candidatura de Christie, incluyendo qué papel tendría una postura pro reforma en las elecciones primarias y caucus estatales. Aquí van tres recordatorios importantes acerca de la política de inmigración en relación con Chris Christie y el probable escenario para 2016:

  1. Los votantes republicanos de elecciones primarias son más pro reforma y pragmáticos en inmigración de lo que normalmente se piensa. Encuesta tras encuesta de probables participantes en caucus en Iowa durante el ciclo 2012 encontraron que el electorado republicano estatal era más pro reforma que la creencia popular sugería; de hecho, ellos preferían el enfoque de Newt Gingrich de “permitir a los inmigrantes indocumentados solicitar el estatus legal” en lugar del de Mitt Romney de la “autodeportación”. Incluso en el distrito el extremista antiinmigrante Steve King (R-IA), una fuerte mayoría de votantes, incluyendo republicanos, respaldan la reforma migratoria con una “ganada vía a la ciudadanía” según una encuesta dada a conocer el año pasado por parte del conservador American Action Network. Además de Iowa, la inmigración se encuentra consistentemente al último de la lista de los temas de las primarias y caucus republicanos de 2012 en casi cada encuesta de salida.
  2. Lecciones de Mitt Romney: posiciones de línea dura destruyen las oportunidades de los republicanos en la elección general. En gran medida debido a las posturas de línea dura en el tema migratorio durante la época de primarias, Mitt Romney perdió votantes latinos en relación con el presidente Obama por un histórico margen de 75%-23% durante la elección general de 2012. Durante un foro post electoral realizado por el Instituto de Política de la Universidad de Harvard, el ex director de campaña de Romney, Matt Rhoades, admitió que dicha posición de línea dura fue un error. El pasado noviembre, incluso Romney reconoció los fracasos de su campaña con los votantes latinos y respaldó alguna variante de la vía a la ciudadanía para inmigrantes indocumentados. Lea el memorándum post electoral de America’s Voice para mayor información en el tema migratorio y el ciclo de 2012.
  3. Una posición pro reforma de algún candidato republicano no será suficiente para mejorar la dañada imagen del partido si los republicanos de la Cámara Baja bloquean la reforma migratoria: las perspectivas de los republicanos para llegar a la Casa Blanca pueden depender de una cuestión totalmente fuera del control de Chris Christie y otros posibles contendientes en 2016, a saber, si los republicanos de la Cámara Baja deciden bloquear la reforma migratoria en este Congreso. El senador Lindsay Graman (R-SC) dijo el año pasado en el programa “Meet the Press”, de NBC: “Si no aprobamos la reforma migratoria, si no la sacamos de la mesa de discusiones de una manera razonable y práctica, no importa quién vaya a contender en 2016. Nos encontraos en una espiral demográfica mortal como partido y la única forma de volver a congraciarnos con la comunidad hispana desde mi punto de vista es aprobar una reforma migratoria integral. Si no se hace eso, no importa en realidad a quién pongamos como candidato”. De manera similar, el senador John Cornyn (R-TX) dijo a Fawn Johnson, de National Journal: “Mi teoría es que podemos ganar en 2014 sin resolverlo. No podemos ganar en 2016 sin resoverlo”.

De acuerdo con Frank Sharry, de America’s Voice, “el gobernador Christie ha hecho un movimiento audaz. Está apostando a que los votantes republicanos de las primarias lo vean como un candidato a la elección general que puede atraer votos latinos, y de esa manera, si se convierte en el nominado, los votantes latinos en estados indecisos clave lo podrían considerar como de una clase diferente de republicano. Pero como el senador John McCain (R-AZ) aprendió de la peor manera, un nominado republicano con una postura pro reforma puede ser anulado por la ‘R’ a un lado de su nombre. Si el Partido Republicano bloquea la reforma migratoria en la etapa previa a 2016, dañará aún más su imagen, y su reputación como partido antiinmigrante y antilatino pondrá incluso al más fuerte de los nominados hasta el fondo entre los grupos de votantes de más rápido crecimiento en el país”.

Siga a  Frank Sharry y America’s Voice en Twitter: @FrankSharry y @AmericasVoice

America’s Voice – Reuniendo el poder de las voces y los valores estadounidenses para lograr una reforma migratoria de sentido común

www.americasvoiceonline.org

###