tags: Comunicados

La Reforma Migratoria va hacia adelante, y así debe ser

Share This:

Se espera triunfo en el Senado esta semana  y se prevé el desafío en la Cámara Baja

Washington, DC- El Senado empieza hoy una serie de votos que determinarán si la reforma migratoria avanzará hacia la aprobación final. Si se aprueba como se espera, el centro de la atención pasará a la Cámara de Representantes para que actúe en esta oportunidad histórica. Aquí una declaración de Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice:

“Nos sentimos más optimistas que nunca de que el Senado va a aprobar una buena propuesta de reforma migratoria con una fuerte mayoría bipartidista esta semana. Exhortamos a los senadores de ambos partidos a hacer lo correcto y votar sí por la reforma.

“Por supuesto que el proyecto no es perfecto, pero esa es la naturaleza de los compromisos. La enmienda Corker-Hoeven de seguridad fronteriza es una terrible política pública y es un trago amargo. Desperdiciará billones de dólares en una inútil valla en la frontera y en una excesiva cantidad de agentes fronterizos, sin considerar los puntos de vista de los que serán más directamente afectados por las cláusulas: los habitantes de las comunidades fronterizas. Nos decepciona que se haya necesitado de esta enmienda para atraer suficientes votos republicanos y asegurar la aprobación del proyecto. Pero no nos equivoquemos al respecto: avanzando esta semana en la Cámara Baja, en conferencia y cuando se implemente administrativamente, lucharemos para reducir las consecuencias dañinas de esta enmienda y mejoraremos el proyecto de otras maneras.

“Sin embargo, en este momento crucial, aceptamos que la enmienda debe y será aprobada para que el proyecto avance. Entendemos que este acuerdo llega con unos 10 votos republicanos adicionales en favor de la reforma migratoria. La naturaleza del compromiso bipartidista implica que tienes que aceptar algunas cosas que no te gustan, con el fin de obtener las que te gustan. Y en la balanza, el Grupo de los Ocho ha producido un fuerte proyecto y sus puntos esenciales se mantienen intactos.

“Antes que nada, el proyecto ofrece una alcanzable vía a la ciudadanía para más de 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos. Es un largo y difícil camino, pero es asequible. En lugar de vivir con miedo permanente de ser arrestados, detenidos y deportados lejos de sus familias, trabajo y hogar, millones de inmigrantes podrán vivir, trabajar y viajar libremente, y en algún momento tendrán la oportunidad de convertirse en ciudadanos del país que llaman hogar. Esto no es solamente bueno para los inmigrantes, es bueno para Estados Unidos.  El “ellos” se convertirá en un “nosotros” de manera que nos haga “a todos” más fuertes.

“Segundo, el proyecto de ley incluye la mejor versión del DREAM Act nunca antes lograda. Permitirá a aquellos que arribaron a una corta edad realizar estudios universitarios o enlistarse en las fuerzas armadas para tener la ciudadanía más rápidamente. Estos jóvenes son estadounidenses en todo, excepto en sus documentos. Hemos invertido en su educación. Hace sentido moral y económico el que les permitamos usar su educación para que contribuyan con nuestra nación.

“Tercero, la legislación propuesta mejorará la unidad familiar de muchas maneras. Sí, nos consterna el que el proyecto elimina la categoría de hermano y restringe la de hijos casados. Pero también tiene cosas buenas. Asegura que los ciudadanos de Estados Unidos interesados en patrocinar a sus seres queridos con base en nuestro sistema legal de inmigración lo hagan de una forma acelerada. Desobstruye el atraso en el tema de la reunificación familiar en la próxima década. Permite a los residentes permanentes reunirse con sus esposas e hijos menores sin largas esperas. Y autoriza a algunas familias separadas por la deportación a tener la oportunidad de reunirse.

“Cuarto, el proyecto hace un progreso histórico en encontrar un correcto equilibrio entre los empleadores y los trabajadores en las reformas migratorias con base en el empleo. Uno de los desafíos más duros en darle forma a una política migratoria funcional es que el proyecto del Senado hizo un muy buen trabajo en hallar el punto óptimo en el que se integran y equilibran las necesidades de los empleadores que desean patrocinar trabajadores inmigrantes; el deseo de los trabajadores estadounidenses de proteger sus oportunidades de empleo, salarios y condiciones laborales, así como la necesidad de proteger a los trabajadores inmigrantes del abuso y la explotación. Esto da paso a una modernización largamente esperada de nuestro anticuado sistema legal de inmigración.

“¿Cómo llegamos aquí? Con un amplio y profundo movimiento que ha construido su poder desde la base. Una exigencia de latinos, asiáticos y electores inmigrantes que ambos partidos cumplen como tema prioritario. Una perspectiva transformada que ahora mantiene a la reforma migratoria como un “tema polémico” que perjudica más que beneficia a los republicanos. Un ansia pública por una reforma que funcione y una resolución de problemas de manera bipartidista. Un grupo de líderes en el Congreso de ambos partidos que quieren probar que la institución aún puede lograr grandes cosas.

“¿Qué sigue? El momento de la verdad, especialmente para los republicanos en el Senado y en la Cámara Baja. En el Senado, el drástico incremento en la seguridad fronteriza exhibirá a los republicanos que se oponen a este paquete, con el aniquilado  pretexto de la seguridad en la frontera, a aquellos que votan no en la aprobación final y hacen eso porque no quieren que los inmigrantes latinos se conviertan en ciudadanos estadounidenses. En la Cámara Baja, donde una existente mayoría bipartidista votaría en favor de la reforma si se le diera la oportunidad, la cuestión es si el liderazgo republicano permitirá a esa mayoría expresarse o ser acusado de bloquearla. La habilidad del Partido Republicano para ganar elecciones nacionales en la nueva generación puede estar colgando de un hilo.

“El Congreso, y sobre todo el país, están listos para aprobar una reforma migratoria que marque un hito histórico. Cuando el Congreso apruebe la reforma migratoria, el país será más fuerte debido a ello y muchos más inmigrantes estarán en mejores condiciones. El momento es ahora. Exhortamos a los miembros de ambas cámaras a abrazar esta oportunidad para hacer historia”.

Siga a Frank Sharry y America’s Voice en Twitter: @FrankSharry y @AmericasVoice

America’s Voice — Harnessing the power of American voices and American values to win common sense immigration reform  

www.americasvoiceonline.org

###