tags: Comunicados

La Cámara Baja republicana debe apresurarse y evolucionar ya en el tema migratorio

Share This:

Líderes republicanos apenas dan pasitos en el momento que se necesita una reforma amplia

Washington, DC – En los últimos días los republicanos de la Cámara Baja están haciendo circular ideas y expresando optimismo en el sentido de que pueden hacer algo sobre la reforma migratoria. Se habla de un KIDS Act para ayudar a los Dreamers. Se mencionan medidas parciales que podrían sumarse a un enfoque integral. Se habla de legalización sin una alcanzable vía a la ciudadanía para la mayoría. Pero desde una perspectiva política, pasos medias y pequeñeces simplemente no dan la talla.

 

Entre las principales novedades:

 

  • El presidente de la Cámara Baja, John Boehner, abogó ayer por avanzar en una versión republicana del DREAM Act, que describe un consenso emergente entre su grupo en el sentido de que “este tema debe ser abordado”, haciendo notar que el principio de “justicia básica” estaba en juego, y señaló: “Esos niños fueron traídos aquí sin su consentimiento, y honestamente se encuentran en una situación muy difícil”.

 

  • El líder de la mayoría de la Cámara Baja, Eric Cantor (R-VA), estuvo de acuerdo y dijo: “En muchos sentidos, son niños sin un país y si nosotros no les permitimos convertirse completamente en ciudadanos de nuestra nación… No solamente es un tema de justicia, como dijo el presidente Boehner, es un tema de decencia y compasión. ¿Adónde más irían esos niños?”

 

  •  El presidente del Comité Judicial de la Cámara Baja, Bob Goodlatte (R-VA), le dijo al sitio TechCrunch de Silicon Valley que “está convencido de que los republicanos apoyan ampliamente la reforma migratoria y de que el Congreso puede forjar un proyecto de ley bipartidista”. Específicamente, Goodlatte adoptó un enfoque menor a la ciudadanía, haciendo notar que “ellos pueden trabajar aquí, pueden tener su propio negocio aquí, pueden viajar a o desde su país natal o a cualquier parte del mundo, pueden pagar impuestos, y entonces pueden tener una oportunidad que ahora no tienen”.

 

  • El coordinador de la mayoría en la Cámara Baja, Kevin McCarthy (R-CA), dijo en una entrevista con el conservador National Review que “hay dos maneras de manejar la adversidad: puedes negarla o puedes superarla. Nosotros la superamos con el proyecto de ley agrícola, y eso fue cuando teníamos un calendario muy apretado… [en relación con la inmigración] Nosotros controlamos nuestro propio reloj, y no tenemos que preocuparnos de si los demócratas están tratando de acelerarlo… Si tomamos nuestro tiempo, seremos capaces de tratar de resolver el problema”.

 

  • Los representantes Paul Ryan (R-WI), Kevin McCarthy (R-CA), Raúl Labrador (R-ID), Trey Gowdy (R-SC) y Spencer Bachus (R-AL) están identificados por Patricia Murphy, del Daily Beast, como las piezas clave para conseguir la reforma migratoria en la Cámara Baja.

 

  • Los representantes Mike Coffman (R-CO), Joe Heck (R-NV) y Gary Miller (R-CA) se enfrentan a campañas de anuncios en español enfocados en el tema migratorio desplegados en sus distritos de fuerte presencia latina por parte del pro demócrata Comité de Acción Política de la Cámara, para mostrar lo que le espera a los republicanos si fracasan en aprobar una reforma migratoria integral.

 

Mientras tanto, los demócratas se mantienen firmes y la opinión del público es clara.

 

  • El líder de la mayoría del Senado, Harry Reid (D-NV), dijo que “los demócratas no querrían eso”, en referencia a las propuestas que abordarían la situación sin tomar en cuenta u ofreciendo un estatus menor a la ciudadanía para los padres. Reid añadió: “No van a ser utilizados como peones por el Tea Party”.

 

  • El representante Xavier Becerra (D-CA) declaró: “Para la mayoría de nosotros… los que creemos que el tema migratorio es algo personal, ser parte de cualquier esfuerzo para crear estadounidenses de segunda clase, yo simplemente no me trago eso”.

 

  • Una nueva encuesta de National Journal/United Technologies encontró que “sólo uno de de cada cinco votantes prefiere que la Cámara Baja no apruebe la legislación migratoria, y sólo el 13% dijo que sea eliminada la vía a la ciudadanía del proyecto de ley del Senado”.

 

  •  Una encuesta de Pew Research Center realizada junto con USA Today encontró que los votantes republicanos entienden que el apoyo a la legalización de los indocumentados beneficiará a su partido en lo que se refiere a competitividad nacional. Dicha encuesta revela que “entre los republicanos, el 39% dijo que apoyar el estatus legal ayudaría al partido en elecciones nacionales, mientras el 20% contestó que lo perjudicaría políticamente y el 40% respondió que eso no haría mucha diferencia”. Entre los que se autoidentifican como simpatizantes del Tea Party y seguidores republicanos, el 38% cree que respaldar el estatus legal ayudaría al GOP en elecciones nacionales, mientras sólo el 23% piensa que lo dañaría.

 

De acuerdo con Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, “la Cámara Baja debería apurarse y evolucionar ya. El Senado ha aprobado un fuerte aunque imperfecto proyecto de ley que combina seguridad, reforma legal migratoria con vía a la ciudadanía para la mayoría de los 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos. Esto hará crecer la economía, reducirá el déficit y restringirá la inmigración no autorizada. Es de destacar que muchos republicanos de la Cámara Baja se están alejando de su posición de la Edad de Piedra que apoya la autodeportación y están llegando a la Edad Media a pasos cortos, pero el desafío es forjar un sistema migratorio propio del Siglo XXI que sea funcional y humano a través de una reforma integral. Cualquier otra cosa no serviría”.

 

 

Follow Frank Sharry and America’s Voice on Twitter: @FrankSharry and @AmericasVoice

America’s Voice — Harnessing the power of American voices and American values to win common sense immigration reform 

www.americasvoiceonline.org

###