tags: Comunicados

Importantes republicanos opinan en favor de la reforma migratoria

Share This:

¿Pero los republicanos de la Cámara Baja harán algo?

Washington, DC – Mientras los republicanos de la Cámara Baja continúan bloqueando la reforma migratoria en el Congreso, varios importantes líderes republicanos están manifestando sus opiniones en torno al imperativo político que el tema representa y están intensificando sus críticas a la obstrucción republicana:

  • Representante Tom Davis (R-VA): El ex representante Davis, un anterior presidente del Comité Nacional Republicano del Congreso (NRCC), dijo ayer sobre la inmigración: “El statu quo es completamente inaceptable. Hacer nada es una opción, pero una muy muy mala opción. Mientras más pronto enfrentemos este problema es mejor. Políticamente para los republicanos este es un tema que se tiene que resolver… El proyecto del Senado al menos era una pieza trabajada que abordó algunos de los temas y ayudó a mantener el diálogo. Pero tener esto suspendido está dañando a los republicanos electoralmente. Con una creciente población inmigrante legal registrándose para votar, los republicanos necesitan dejar este tema atrás y continuar con otros asuntos. Hay grupos que ni siquiera están mirando hacia el partido, a pesar de que en muchos casos se acomodan perfectamente bien a la cultura y economía republicanas, simplemente porque ven al partido como uno que no les da la bienvenida”.
  • Senador Bon Dole (R-KS): el ex senador Dole, como ex líder de la mayoría del Senado y nominado presidencial republicano, está utilizando una gira en su estado natal para subrayar cómo el Partido Republicano ha descarrilado en inmigración y otros temas. Como informó Alex Burns, de Politico, el senador Dole “apuntó a su propio partido argumentando que los republicanos necesitan arreglar sus divisiones internas y aprender a ‘dar un poco para recibir mucho’. Expresó su consternación por el fracaso del Congreso en aprobar la reforma migratoria y dijo que el próximo candidato presidencial republicano debe ser ‘alguien con un programa’”. Dole también dijo que el Partido Republicano “no puede estar en contra de todo… Debemos de tener un programa con visión de futuro, así sea en el tema migratorio o relaciones internacionales o educación”.
  • Dennis Hastert (R-IL): El ex presidente de la Cámara Baja, Dennis Hastert, apareció en un evento pro reforma en Illinois el día de ayer y dijo: “Hay mucha gente que ha venido aquí que está sin documentación y necesita ser parte de esta nación. Necesitamos ser capaces de darles legitimidad”. El otoño pasado, Hastert demolió una de las excusas utilizadas para justificar la inacción republicana –la llamada “Regla Hastert” que implica llevar legislación al pleno de la Cámara Baja si tiene el apoyo de la mayoría de la mayoría– al decir: “La Regla Hastert nunca existió realmente. Es algo no formal en lo que a mí respecta… La verdadera Regla Hastert es 218 [votos]… Si teníamos que trabajar con los demócratas, lo hicimos”.

Un nuevo informe pone de relieve el peligro político  que enfrenta el Partido Republicano. En una nota titulada “Los republicanos tienen un grave problema demográfico. Y va a empeorar”, Chris Cillizza, del Washington Post, escribe que “los republicanos tienen un problema demográfico. Y se va a hacer más y más complicado, a menos que encuentren la manera de mejorar sus cifras entre los hispanos”. Cillizza resalta un estudio del no partidista Instituto Carsey de la Universidad de New Hampshire en el que “se muestra cuán rápido la población minoritaria está creciendo entre la gente joven –que tiene menos de 20 años—aun cuando el crecimiento en ese mismo grupo de edad entre los blancos está básicamente estancada”. El informe hace notar que “en 1990, 32 por ciento de la población más joven de 20 años era minoría, incrementándose a 39 por ciento en 2000. Para julio de 2012, 47 por ciento de los 82.5 millones de personas menores de 20 años en Estados Unidos eran de poblaciones minoritarias”. Cillizza subraya los hallazgos del informe en el sentido de que “no son sólo los números en crudo los que deberían preocupar a los republicanos. Es en el rango de los menores de 20 en las poblaciones minoritarias donde se podría poner problemático en el futuro… la concentración de población joven minoritaria en el suroeste y en el sur significa que estados como Texas y Arizona, así como Georgia y Carolina del Sur –todos los cuales han sido bastiones conservadores a nivel presidencial durante décadas—podrían estar en peligro real para el partido a mediano y largo plazo”.

De acuerdo con Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, “es ahora o nunca para el Partido Republicano en el tema migratorio y hacer lo correcto con el cambiante electorado estadounidense. Si no hacen algo para finales de junio, el presidente dará un paso con la acción ejecutiva, los republicanos enfilarán hacia 2016 como el partido que bloqueó la reforma migratoria y el movimiento pro inmigrante se enfocará en la implementación de las acciones ejecutivas del presidente y elegirá un Congreso que promulgue la reforma, aun cuando hacer eso implique más ciclos electorales sucesivos. La inacción está poniendo al Partido Republicano en serio riesgo”.

Siga a  Frank Sharry y America’s Voice en Twitter: @FrankSharry y @AmericasVoice

America’s Voice – Reuniendo el poder de las voces y los valores estadounidenses para lograr una reforma migratoria de sentido común

www.americasvoice.org

###