tags: Comunicados

GOP: Sin entender la inmigracion y el voto latino

Share This:

WASHINGTON –  Mientras continúan las reacciones en torno al debate republicano de la semana pasada, el consenso sigue siendo claro: el mal manejo republicano del tema migratorio amenaza sus posibilidades en las elecciones generales del 2012, sobre todo en lo que respecta a tratar de obtener el 40% del voto latino.

Tres reacciones:

  • La respuesta de “seguridad fronteriza primero” no convence a nadie: En un editorial, el diario The Washington Post señala que “si en algo coincidieron los aspirantes republicanos es que no puede hacerse nada en torno al disfuncional sistema migratorio y la presencia de 11 millones de indocumentados hasta que la frontera sur este “segura”. Y como afirmó el gobernador de Texas, Rick Perry, ‘no hay seguridad en esa frontera’. Eso suena muy grave, pero hay un problema. Hoy en día esa frontera está más segura que lo que ha estado en años. En realidad, el mensaje de inmigración de la mayoría de los candidatos es el siguiente: no podemos componer el quebrantado sistema o lidiar con los indocumentados, hasta que…más bien nunca. Porque aunque entendamos que 11 millones de personas no pueden ser deportadas y debe concedérseles algún tipo de amnistía –esa  mala palabra-, nuestra base conservadora nos castigará y no lo permitirá”. La respuesta tampoco ha convencido a los votantes latinos. Un sondeo de junio de este año de Latino Decisions/impreMedia encontró que por un margen de 55% sobre 30% los votantes latinos señalaron que los candidatos republicanos  usan la respuesta de “seguridad fronteriza primero” para “bloquear acción” en torno a la reforma migratoria en lugar de presentar alguna “preocupación legítima”.
  • “Esta gente no nos quiere nada”: El columnista del Miami Herald, Andrés Oppenheimer, escribió que “como muchos latinoamericanos viviendo en Estados Unidos, después de ver el debate entre los aspirantes a la candidatura presidencial del Partido Republicano el 7 de septiembre llegué a una clara conclusión: esta gente no nos quiere nada”. Y agregó: “el gobernador de Texas Rick Perry, el favorito en las encuestas, pidió “más tropas en la frontera” entre México y Estados Unidos, sin mencionar que el número de cruces ilegales de la frontera está en su número más bajo desde 1973, ni que el número de agentes de la Patrulla Fronteriza se ha más que duplicado en los últimos seis años”. “Mi opinión: en su búsqueda del apoyo de la extrema derecha del Partido Republicano para ganar las primarias, los principales aspirantes republicanos están tirando por la borda el voto hispano. Eso podría costarles las elecciones del 2012”.
  • La estrategia hispana de los republicanos: ¿Quedar bien con Joe Arpaio? El diario Arizona Republicreporta que el dudosamente célebre alguacil Joe Arpaio ha recibido llamadas y acercamientos de los principales aspirantes republicanos, incluyendo el gobernador de Texas, Rick Perry, el ex gobernador de Massachusetts, Mitt Romney, y la congresista Michele Bachmann. Sin lugar a dudas, estos candidatos están tratando de afianzar sus credenciales antiinmigrantes recibiendo la bendición del notorio Arpaio. Un apoyo que los demócratas podrán usar contra el nominado republicano entre los votantes latinos.

Según Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, “Los primeros resultados demuestran que el Partido Republicano no ha aprendido la lección sobre las consecuencias políticas de las posturas  migratorias de línea dura. En lugar de inclinarse a la derecha dura en la primaria, escondiéndose tras el vacío argumento de seguridad fronteriza primero y aislando a los votantes latinos en el proceso, el bando republicano debe tratar de cambiar su forma de abordar la política migratoria adoptando una serie de reformas prácticasampliamente apoyadas por una vasta mayoría de los votantes estadounidenses”.