tags: Comunicados

Estados Unidos, esto es lo que parece una Fuerza de Deportación

Share This:

Nuestro presidente nos debería dar confianza, no crear caos

El alcance de las radicales órdenes ejecutivas del presidente Trump dadas a conocer la semana pasada es asombroso. Una semana en su presidencia, y Trump ya ha creado una Fuerza de Deportación y un plan de acción para la deportación masiva, además de implementar una prohibición cruel, anticonstitucional e imprudente contra musulmanes y refugiados que está mostrando caos alrededor del mundo, además de socavar la seguridad nacional y nuestra reputación como líder mundial. 

En el siguiente comunicado, Lynn Tramonte, subdirectora de America’s Voice Education Fund, aborda la respuesta hasta el momento:

“Estados Unidos, esto es lo que parece una Fuerza de Deportación. Y esto es solo el principio de lo que Trump ha planeado.

A tan solo una semana en su presidencia, la Fuerza de Deportación de Trump está bloqueando a gente que podía entrar a Estados Unidos, creando una crisis constitucional, dando más armas a los enemigos de nuestra nación y perjudicando a gente real.

La crueldad y el caos que se ha desplegado en los aeropuertos del país debido a la prohibición a musulmanes y refugiados pronto se esparcirá hacia las comunidades estadounidenses, debido a otra orden ejecutiva de deportación masiva dada a conocer a principios dela semana pasada.

El presidente de Estados Unidos debería proveer estabilidad, no crear caos, y darnos confianza, no hacer que perdamos la fe. Aun así, el presidente Trump y el trío nativista conformado por Steve Bannon, Jeff Sessions y Stephen Miller están implementando imprudentemente su ideología antiinmigrante sin consideración alguna ni cuidado en torno a sus implicaciones. Sus acciones violentan los principios fundamentales de nuestro país y nos hacen menos seguros al mismo tiempo.

El torrente de apoyo hacia los refugiados e inmigrantes que se ha desplegado en todo Estados Unidos es consistente y sustancial. Nos encontramos en una lucha por la esencia de nuestra nación, y los estadounidenses se están levantando para proteger nuestra democracia libre y abierta. Su fuerza confirma nuestra creencia en que un día muy cercano el bien prevalecerá”.