tags: Comunicados

Eric Cantor se une a Steve King: No a una reforma migratoria sensata; Sí solamente a la estrategia de deportación

Share This:

Cantor se cierra a una reforma sencilla sobre el proyecto de defensa

Washington, DC – El año pasado, el líder de la mayoría en la Cámara Baja, Eric Cantor (R-VA), habló acerca de cómo el partido necesitaba apoyar una medida –KIDS Act, la llamó él– que pondría a jóvenes inmigrantes indocumentados en una vía a la ciudadanía. Pero el viernes pasado, Cantor dejó en claro que bloquearía intentos de incluir una medida mucho más pequeña –ENLIST Act– como una enmienda al proyecto de autorización de defensa. El ENLIST Act podría decirse que es el menor aspecto controversial de cómo Estados Unidos debería hacer frente al tema de los inmigrantes indocumentados. Ello permitiría que jóvenes inmigrantes indocumentados sirvieran en las Fuerzas Armadas y pasado un tiempo ganar la ciudadanía. Al rechazar el voto en una medida de menor calibre y no controversial como ENLIST Act –por no hablar de presentar o votar medidas más amplias para abordar la reforma migratoria significativa– es claro que Cantor y otros líderes republicanos están del lado de las fuerzas nativistas del Partido Republicano, lideradas por el representante Steve King (R-IA), en lugar de modernizarlo de tal manera que recupere su competitividad con el cambiante electorado estadounidense.

Los republicanos de la Cámara Baja tienen menos de 40 días para hacer algo sobre la reforma migratoria, antes de que la oportunidad se cierre para este Congreso, y la mayoría cree que no se reabrirá hasta después de las elecciones de 2016. Mientras los republicanos cierran la oportunidad legislativa, ésta se abre para que el presidente Obama tome una audaz acción ejecutiva a fin de proveer alivio positivo para los inmigrantes indocumentados con derechos y raíces en Estados Unidos. Dada la decisión de Cantor de bloquear ENLIST Act, no sorprende entonces que los republicanos de la Cámara Baja ya estén estableciendo un juego de culpas de cara a la posible acción ejecutiva del presidente. Por ejemplo, un anónimo ayudante del liderazgo republicano de la Cámara Baja dijo al periódico The Hill que “Obama podría también ayudar a su causa [legislativa] descartando públicamente una acción unilateral para poner alto a las deportaciones y prometiendo hacer cumplir totalmente cualquier ley migratoria nueva, de la manera en que el Congreso la tenga prevista”.

De acuerdo con Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, “el liderazgo republicano de la Cámara Baja está elaborando un récord que pasará a la historia como un error colosal: 1) dar un voto a Steve King y apoyar sus esfuerzos para quitar fondos a la acción diferida para jóvenes inmigrantes y someter a los DREAMers a la deportación; 2) bloquear el ENLIST Act, la medida menos controversial y de más apego republicano que se pueda imaginar; 3) llevar a la muerte lentamente la reforma migratoria integral; y 4) atacar al presidente cuando intervenga para ejercer la acción ejecutiva. Este récord revela que la verdadera posición del Partido Republicano hacia los inmigrantes en Estados Unidos es que la deportación es la única opción que están preparados para apoyar”.

¿Están los líderes de la Cámara Baja respondiendo a la gran oposición de su base? Difícilmente. Diversas encuestas recientes ponen de relieve el hecho de que al aliarse con King, los líderes republicanos están abrazando un enfoque respecto de la inmigración directamente en contra de los deseos del pueblo estadounidense, incluyendo el de votantes republicanos y de personas autoidentificadas como seguidoras del Tea Party.  Politico dio a conocer una nueva encuesta que encontró que “71 por ciento de los posibles votantes encuestados —y nueve de 10 hispanos— dijeron apoyar un cambio radical a las leyes de inmigración. El apoyo abarca la política partidaria: 64 por ciento de los encuestados republicanos respaldan la reforma migratoria integral, al igual que 78 por ciento de demócratas y 71 por ciento de independientes”. La semana pasada, una encuesta de personas autoidentificadas como seguidoras del Tea Party halló apoyo a gran escala a los principios de un paquete de reforma amplio y una preferencia abrumadora por la acción en una reforma migratoria en comparación con el statu quo, prefiriendo un “tarto entre el presidente y el Congreso” contra “el actual sistema migratorio de la manera como está”, por un tremendo margen de 84-7%.

Sharry agregó: “Cantor y otros líderes republicanos de la Cámara Baja nunca serán acusados de ser ejemplos de valor. Pero si continúan en el camino que han tomado, serán culpados de condenar a muerte el futuro del Partido Republicano”.

Han pasado 325 días desde que el Senado aprobó su proyecto de inmigración; quedan 39 para que la oportunidad se cierre

Siga a Frank Sharry y America’s Voice en twitter @FrankSharry y @AmericasVoice. 

America’s Voice – Reuniendo el poder de las voces y los valores estadounidenses para lograr una reforma migratoria de sentido común

www.americasvoice.org

###