tags: Comunicados

En el tema migratorio, la ventana se cierra para los republicanos y crece la presión para el gobierno

Share This:

Pelosi habla en favor, CHC interviene y el secretario Johnson, del DHS, se prepara

Washington, DC – La presión está creciendo sobre el gobierno de Obama a fin de que tome una acción ejecutiva en torno al alivio de las deportaciones. Ayer, la líder de la minoría de la Cámara Baja, Nancy Pelosi (R-CA), se unió al coro. Y tras reunirse con la bancada hispana del Congreso, el nuevo secretario de Seguridad Nacional, Jeh Johnson, manifestó un intento de revisar no solamente las acciones de seguridad del gobierno, sino también sus prioridades.

Esta creciente presión y la alta posibilidad de que el presidente actúe en torno a las deportaciones debería ser un claro signo de advertencia para los republicanos. La ventana de oportunidad para el Partido Republicano de pulir el contenido de la ley de inmigración y compartir el crédito político en su aprobación se está cerrando rápidamente.

En una conversación con Seung Min Kim, de Politico, Pelosi llamó a la reforma migratoria la “cosa más importante que podemos hacer”, haciendo evidente su apoyo a acciones ejecutivas en torno a las deportaciones propuestas por la bancada hispana del Congreso (CHC) y dijo que la “noción de que el gobierno no tiene alguna discreción procesal en las deportaciones es ‘ridícula’”. En el tema de las deportaciones durante el gobierno de Obama, Pelosi dijo:

“Creo que si el estatus es de violación a la ley, entonces eso ni siquiera debería estar en el esquema de cosas en torno a si alguien sería deportado, pues así se estaría deportando a 11 millones de personas, lo cual no tiene sentido… Pienso que el enfoque que está tomando la bancada hispana es completamente correcto…

“…Revisando las cifras hasta cierto punto en torno a cómo la gente es tratada y deportada, así como las familias separadas y lo demás, esto se parece mucho a un campo de internamiento japonés… es realmente un punto negro”.

Pero como explica Seung Min Kim, Pelosi “también argumenta que los activistas de inmigración no deberían arrojar todo su fuego contra Obama, diciendo que eso deja sin responsabilizar a John Boehner y otros líderes republicanos que han fallado en llevar la legislación migratoria al pleno… Pelosi insiste que la reforma migratoria aún es posible, pero está muy consciente de que la ventana legislativa se cierra rápidamente”. Y Pelosi hizo notar:

[Boehner] pone sus principios por ahí, los elogiamos, los lleva a su bancada, los presenta a ver si resultan, ellos no sólo no los aceptan, sino que los destruyen”.

También ayer, tras reunirse con la bancada hispana del Congreso, el secretario del DHS, Jeh Johnson, indicó que él está abierto a las reformas en deportación, al decir:

“He escuchado una cantidad de casos que me llevan a querer reevaluar nuestras prioridades para asegurarnos de que estamos haciendo esto correctamente, y eso es lo que estoy haciendo en este preciso momento.

“Estoy dedicado y comprometido a garantizar que nuestras prioridades se centran en las amenazas a la seguridad nacional, a la seguridad pública y a la seguridad fronteriza”.

La persistente obstrucción de los republicanos a la reforma hace más probable que el presidente Obama tome la acción ejecutiva. Como Los Angeles Times dice en un artículo titulado “La Casa Blanca puede retardar las deportaciones migratorias a menos que el Congreso actúe”, tras reunirse con el secretario Johnson, los líderes del CHC expresaron su confianza el miércoles de que si la Cámara de mayoría republicana falla en emprender una reforma migratoria este año, el gobierno actuará mediante una acción ejecutiva”.

De acuerdo con Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, “a menos que los republicanos de la Cámara Baja actúen rápidamente en la legislación, creemos que el presidente Obama no tendrá otra opción que darle un nuevo curso a la ley migratoria. Esto no solamente cumplirá con un cambio que se esperaba desde hace mucho tiempo para las familias inmigrantes estadounidenses, sino que nivelaría la política en este tema. Esto pone a los demócratas en el lado de los grupos de votantes de más rápido crecimiento en el país y coloca a los republicanos otra vez a la defensiva respecto a los electores latinos y asiático-estadounidenses que van hacia el ciclo electoral de 2016. La ventana de oportunidad para los republicanos está abierta ahora, pero se está cerrando rápido”.

Siga a Frank Sharry y America’s Voice en Twitter: @FrankSharry y @AmericasVoice

America’s Voice – Reuniendo en poder de las voces y los valores estadounidenses para lograr una reforma migratoria de sentido común

www.americasvoiceonline.org

###