tags: Comunicados

El Pánico de Lamar Smith, Steve King, y sus aliados anti inmigrantes

Share This:

19/11/09 a 3:05pm

 

La creciente actividad en el bando que promueve las deportaciones masivas refleja su inquietud por el impulso tomado por la reforma migratoria integral

Washington, DC – Algunos de los principales fanáticos anti inmigrantes del Congreso y  controversiales organizaciones aliadas, como el Centro de Estudios de Inmigración (CIS), andaban hoy muy ocupados con varios eventos y estudios donde “sorpresivamente” promueven medidas de mano dura contra los inmigrantes y la deportación masiva de indocumentados.

Con un nuevo “estudio” que pinta a todos los inmigrantes como criminales (sin importar los 100 años deinformación que demuestra lo contrario), y un foro sobre empleos en el cual participan los promotores de la deportación masiva, Lamar Smith y Steve King, congresistas republicanos de Texas y Iowa, respectivamente, y con CIS y Numbers USA pretendiendo saber más sobre qué es lo mejor para los trabajadores estadounidenses que los sindicatos que apoyan la reforma migratoria, toda esta nueva actividad sugiere pánico de parte del movimiento anti inmigrante tras semanas de éxitos y de un creciente impulso en favor dela reforma migratoria integral.

A continuación pueden leer las declaraciones de Esther López,  directora de Derechos Civiles y Acción Comunitaria del United Food and Commercial Workers International Union (UFCW) y de Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice.

Según Esther Lopez,

“El foro de hoy, auspiciado por los congresistas Smith y King, es otro intento de la extrema derecha de caracterizar erradamente y de mal interpretar los temas que verdaderamente forman parte del debate migratorio. Con Lou Dobbs fuera de la televisión parece que el congresista King y sus aliados sufren del síndrome de abstinencia de atacar inmigrantes y necesitan un nuevo foro donde lanzar sus trillados estereotipos y evitar la discusión de los verdaderos retos que están enfrentando los trabajadores. Con un historial tan terrible en los temas de interés para los trabajadores, es el colmo de la hipocresía que ahora traten de pintarse como defensores de los trabajadores.

Seamos claros. Lo que los estadounidenses realmente desean es que quienes integran el Congreso pongan un alto al ruido y las distracciones y se enfrasquen en una discusión racional para componer nuestro maltrecho sistema migratorio. No buscar más chivos expiatorios. No buscar a quién echarle la culpa. Simplemente queremos que el Congreso aborde este asunto y haga lo requerido para reconstruir nuestra economía. Si algo nos enseñó la política de la administración Bush centrada en la aplicación de leyes, de la cual estos panelistas parecen estar prendados, es que esos esfuerzos de mano dura no contribuyen a componer nuestro sistema migratorio. Lo que necesitamos es un sistema migratorio que funcione adecuadamente para el trabajador estadounidense. Eso supone una reforma migratoria integral. Eso implica garantizar la protección de todos los trabajadores y que nuestras leyes laborales se respeten. En vez de trucos mediáticos como el evento de hoy, nuestros funcionarios electos deben poner manos a la obra y redactar una legislación significativa que aborde este asunto tan crítico”.

Según Frank Sharry,

“La estrategia corroída del bando anti inmigrante de tratar de ligar cada asunto con la prescripción de deportarlos a todos es cada vez más obvia y desesperada. En la última encarnación de esta desgastada estrategia, es poco sincero y audaz que políticos como Lamar Smith y Steve King ahora pretenden mostrar que están más preocupados por los trabajadores estadounidenses que los sindicatos, o que saben más de los temas de aplicación de leyes que los lideres policiales.

Políticamente, la estrategia de los grupos que favorecen la deportación masiva parece  ser el modelo ideal para que logren el estatus de minoría permanente. Mientras sabemos que Lamar Smith y Steve King no se resisten a los llamados de las sirenas del nativismo, parecen determinados a llevar a su partido a un largo periodo de olvido al adoptar una estrategia completamente contraproducente. Tal como lo mostró el Fondo de Educación de America’s Voice esta semana en un nuevo informe, los latinos están impulsando el crecimiento poblacional en estados clave, están dando forma a la próxima redistribución de los distritos del Congreso, y están ejerciendo su poder en las urnas por todo el país. El intento continuado de satanizar y de crear una brecha permanente entre el Partido Republicano y el grupo de votantes de mayor crecimiento en el país es una receta para la extinción, no para la elección.

“Los estadounidenses rechazan las propuestas de deportación masiva y están demandando una solución práctica al quebrantado sistema migratorio que sea beneficiosa para todos. Una reforma que fortalezca el estado de derecho, genere más contribuyentes al fisco, reemplace estrategias inefectivas de aplicación de leyes con políticas inteligentes y efectivas, y que fomente la igualdad de oportunidades”.

America’s Voice — Harnessing the power of American voices and American values to win common sense immigration reform.

http://www.americasvoiceonline.org