tags: Comunicados

Desafortunadamente, tenemos un flujo constante de actualizaciones del “Mapa del Odio de Donald Trump”

Share This:

El verano pasado, dimos a conocer el “Mapa del Odio de Donald Trump”, una mirada integral a los lugares y hechos donde los latinos, inmigrantes y otras personas de color han sido acosados o atacados por Trump y sus seguidores. Hicimos notar que, a un nivel sin precedente en la historia política actual de Estados Unidos, Trump y su peligrosa campaña mezclada de nativismo, demagogia y autoritarismo se estaba diseminando hacia la sociedad civil con un efecto peligroso y fomentando un clima que demoniza y deshumaniza a los latinos y a otros no blancos.

Tan solo en los días recientes esto es lo que ha ocurrido: en un acto de campaña de Trump en la Universidad Radford en Virginia, Trump le preguntó a un manifestante: “¿Eres de México?” Un nuevo video muestra a estudiantes negros en la Universidad Estatal de Valdosta en Georgia siendo expulsados de un evento de Trump, supuestamente por órdenes del candidato, a pesar de que los estudiantes no estaban involucrados en ningún tipo de protesta. Y en juegos de basquetbol en secundarias de Iowa e Indiana, estudiantes blancos presentes corearon “¡Trump!, ¡Trump!” y “¡Construyan en muro! ¡Construyan el muro!” hacia jugadores latinos de los equipos opositores.

Esto sin contar el gravísimo incidente ocurrido ayer en el que un agente del Servicio Secreto en un evento de Trump en Virginia arrojó al suelo a un fotógrafo de la revista Time durante un feroz altercado. Y todos esos hechos e incidentes ocurren inmediatamente después de que Trump se rehusó a rechazar al KKK y David Duke y llegan en medio de un enfoque en el apoyo a Trump por parte de líderes nacionalistas blancos y antiinmigrantes.

De acuerdo con Frank Sharry, director ejecutivo de America’s Voice, “las preocupaciones en torno a las peligrosas implicaciones de la forma como se ha generalizado la visión que Trump tiene de Estados Unidos no se basan en especulaciones, sino en una serie de permanentes e inquietantes hechos reales. Desafortunadamente, seguimos teniendo un constante flujo de nuevas actualizaciones del Mapa del Odio de Trump”.