tags: AVES Politics

Marcha a las urnas 2010: Colorado

Share This:

DENVER – En los comicios presidenciales de 2008 el 61% de los votantes latinos de Colorado favoreció al demócrata Barack Obama sobre el republicano John McCain. Un estado que por tres elecciones generales previas votó republicano, pasó a la columna demócrata impulsando el triunfo de Obama.

Los hispanos representan 20% de la población de Colorado, casi un millón, y experimentaron un incremento poblacional del 135% entre 1990 y el 2008. Asimismo, componen 10% del electorado del estado.

Los esfuerzos para que estos votantes sufraguen por adelantado o en persona el 2 de noviembre están en pleno apogeo.

Como en el resto del país, la economía y el desempleo son temas vitales en un estado con una tasa de desempleo del 8%. Entre los latinos la tasa supera el 11%.

Pero la inmigración también juega un papel central. Colorado es hogar de generaciones de hispanos y también de inmigrantes naturalizados que en 2008 votaron por primera vez, motivados, entre otras cosas, por la promesa de reforma migratoria que todavía no se concreta.

Una de las figuras republicanas de Colorado que personifica la retórica antiinmigrante del debate es el ex congresista Tom Tancredo, quien aspira a la gobernación como candidato de un tercer partido.

Jessie Ulibarri, director estatal de Mi Familia Vota en Colorado, organización que está movilizando votantes,  dijo a America’s Voice que aunque la retórica de Tancredo es ofensiva para los electores hispanos, su presencia en la contienda no importa.

“Tancredo ha usado a los inmigrantes para perder cada vez”, declaró Ulibarri.

La lucha por la gobernación enfrenta al demócrata y actual alcalde de Denver, John Hickenlooper, contra el republicano Dan Maes, favorito del Tea Party.

El más reciente sondeo de Real Clear Politics refleja más apoyo a Tancredo que al republicano Maes. Hasta el momento Hickenlooper lleva la delantera.

El analista Larry Sabato escribe que la presencia de Tancredo en la boleta como candidato independiente ha lastimado todavía más las posibilidades de Maes al dividir los votos republicanos.

Ernesto Sagás, profesor adjunto de Estudios Étnicos de la Universidad Estatal de Colorado, considera que la contienda por la gobernación ya está en manos demócratas.

Pero según Sagás, la lucha al Senado federal entre el titular demócrata, Michael Bennet, y el republicano Ken Buck, otro favorito del Tea Party, está muy cerrada y el voto latino podría ser decisivo. Bennet llenó la vacante que dejó Ken Salazar cuando asumió la Secretaría del Interior. Es una de las batallas que se cree podría determinar si los demócratas mantienen el control del Senado.

Ulibarri cree que la contienda cerrada refleja la frustración de los votantes que “quieren un cambio”, pero que muchas veces no tienen toda la información sobre los candidatos.