tags: Análisis

Schumer: Siete principios para un plan de reforma migratoria

Share This:

24/06/09 a 3:48pm por Maribel Hastings

Expertos y activistas proinmigrantes esperan que la primera reunión bipartidista en la Casa Blanca sobre la reforma migratoria integral produzca una guía de los próximos pasos legislativos a seguir. Cuando menos uno de los participantes de esa reunión, el senador demócrata de Nueva York, Chuck Schumer, ya se adelantó y delineó siete principios que deben integrar un plan de reforma migratoria que según el senador podría lograrse este mismo año.

“Todas las piezas fundamentales están en su lugar para aprobar la reforma migratoria integral en esta sesión, y posiblemente más tarde este mismo año”, declaró Schumer en un discurso ante la conferencia del Migration Policy Institute (MPI) en la Georgetown University School of Law.

Los siete principios que debe contemplar cualquier plan de reforma, según Schumer, son: que la inmigración indocumentada no está bien y cualquier plan de reforma debe reducirla drásticamente; que el plan permita el control operativo de la frontera a un año de que se haya promulgado la ley; que se implemente un sistema biométrico de verificación de identidad; que todos los indocumentados se registren para iniciar su proceso de regularización o se vayan del país; que la reunificación familiar sea pieza central del plan; que se promueva el atraer a talento extranjero al país (sobre todo para puestos de alta tecnología); y que los futuros flujos se basen en lo que la economía pueda absorber.

“No me cabe duda del inquebrantable compromiso del presidente Obama con lograr la reforma migratoria integral. Realmente creo que su liderazgo será la diferencia crítica en lograr que esta vez superemos los escollos”, agregó Schumer, presidente del panel de Inmigración del Senado.

La última vez que se consideró una plan de reforma integral fue en junio de 2007, cuando el proyecto murió en el Senado por la oposición de senadores de ambos partidos.

A pesar de que el portavoz presidencial, Robert Gibbs, dijo el viernes y este lunes que no existen los votos para avanzar un plan de reforma, líderes del Senado afirman lo contrario.

Ayer el líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, afirmó que en el Senado existen los votos y que lo único que hay que buscar es el tiempo para llevar la medida migratoria al pleno. Es la tercera prioridad tras las reformas de salud y energía.

Durante una teleconferencia, se le preguntó a Frank Sharry, fundador y director ejecutivo de America’sVoice, qué lleva a los activistas a tener optmismo considerando las declaraciones que han salido en la Casa Blanca en torno a la falta de votos.

Sharry respondió que “cuando de contar votos se trata, nos fijamos en Harry Reid antes que en Robert Gibbs y Reid dijo que tienen los votos”.

Asimismo, Sharry apuntó a las repercusiones políticas de la inacción para ambos partidos.

Recordó que no sólo se trata de una promesa de acción formulada por Obama a los latinos, 67% de los cuales votaron por él.

Los votantes independientes, dijo, apoyaron a Obama y también desean soluciones a los problemas del país.

Es decir, que la inacción de parte de los demócratas en el rubro migratorio, amenaza el apoyo que tienen de los votantes hispanos y de los independientes.

Y los republicanos, por su parte, terminarían de cavar su fosa en el favor de los hispanos si insisten en obstaculizar dicha reforma.

Sharry reconoció que sería prematuro que tras la reunión en Casa Blanca se anunciaran fechas específicas de acción legislativa, aunque la idea es que para febrero o marzo del año entrante esa reforma ya sea ley.

Pero sostuvo que cuando menos esperan que se provea una guía de los próximos a seguir “y un claro compromiso de los líderes del Congreso y de la Casa Blanca” para avanzar la reforma migratoria integral.

En palabras del Obispo de Sacramento, Jaime Soto, se espera que la reunión “nos diga si la administración (Obama) considera seriamente promulgar una reforma migratoria integral, o si ya comenzó a temerle al asunto”.