tags: Análisis

Por qué nunca hemos olvidado a la pequeña Sophie Cruz

Share This:

Esta mañana compartimos la columna del periodista de Univision, Jorge Ramos, sobre Sophie Cruz, la pequeña que nos robó el corazón durante la visita del Papa Francisco a finales del año pasado. 

Siempre supimos que la visita del Papa a Estados Unidos abordaría el tema migratorio, pero las heroicas acciones de Sophie ese día nos mostraron cuánto en realidad está en juego mientras el sistema migratorio de nuestra nación no sea actualizado.

Durante un momento televisado a nivel nacional, Sophie intentaba pasar a través de la muralla de seguridad que se encontraba al paso del vehículo del Papa en el centro de DC. Por un momento parecía que no iba a poder lograrlo, hasta que el Papa Francisco la divisó y le indicó a su cuerpo de seguridad que la dejaran pasar. La concurrencia aclamó cuando Francisco y Sophie —ciudadana estadounidense hija de inmigrantes indocumentados— se abrazaron.

Luego supimos que Sophie le había dado una carta al Papa Francisco pidiéndole que luchara por los 11 millones de inmigrantes indocumentados que hay en el país, inmigrantes como sus padres, y una playera que decía “Papa Rescate DAPA”.

 “Todos los días tengo miedo de que alguna vez se los lleven”, dice la valiente carta de Sophie. “Creo que tengo el derecho a vivir con mis padres. Tengo derecho a ser feliz”.

“Mi padre trabaja muy duro en una fábrica galvanizando piezas de metal. Todos los inmigrantes como mi papá necesitan a este país. Merecen vivir con dignidad. Merecen vivir con respeto. Merecen una reforma migratoria porque eso beneficia a mi país. No se olviden de los niños ni de los que sufren porque no tienen a sus padres”.

Sophie se ha convertido en una de las voces más jóvenes de nuestro movimiento, pero ciertamente no la de menor fuerza. En diciembre pasado, protagonizó un video explicando a la nación lo que significaría la deportación masiva de 11 millones de inmigrantes indocumetados, particularmente para los alrededor de 4.5 millones de niños ciudadanos estadounidenses de padres indocumentados, niños como ella y su pequeña hermana.

Y a principios de este mes, Shopie recitó a un emocionado Jorge Ramos —uno de los periodistas más respetados del país— un poema en español durante el programa matutino Despierta América, titulado “No te rindas”, del escritor uruguayo Mario Benedetti.

Como dice Ramos en su nuevo artículo, la historia de Sophie nos ayuda a ver que “estamos frente a dos teorías sobre el futuro de Estados Unidos: la de Donald Trump –promoviendo el odio, la división y la gran expulsión– y la de Sophie Cruz que quiere mantener junta a su familia y proteger a otros inmigrantes como sus padres. Y yo le creo más a Sophie”.

Y nosotros también.