tags: Análisis

Lou Dobbs no está derrotado

Share This:

11/08/09 a 7:26pm por Rafael Prieto Zartha

Bitácora

La vida para la comunidad hispana de Estados Unidos habría sido menos complicada si el presentador de CNN Lou Dobbs hubiera permanecido explorando el espacio sideral, las constelaciones y las nebulosas en su portal de internet Space.com, como lo hizo durante los casi dos años que estuvo por fuera de la cadena de televisión.

Pero el destino cruel hizo que recuperara en el verano de 2000 su titularidad en el programa Moneyline, que había sido conducido por él desde 1980 y que se había constituido en el informativo financiero bandera de CNN, desde su fundación.

Tres años después, Moneyline fue transformado en el show Lou Doobs Tonight, dando pie al terrible calvario mediático experimentado por los latinos que carecen de estatus migratorio, en el último lustro.

El segmento Broken Borders contra la inmigración indocumentada se convirtió en uno de los pilares de la cruzada demagógica de Dobbs, quien ha atribuido toda serie de pecados a los inmigrantes sin papeles como fuente de los males que aquejan al país.

Rompiendo todos los límites ha calificado la presencia de los obreros latinos como una “invasión”; ha afirmado, con estadísticas espurias, que los “ilegales” traen la lepra; y ha dicho que los mexicanos pretenden una reconquista del Suroeste, perdido en la guerra de 1848, inspirándose en el mítico Aztlán.

En medio del esplendor de las manifestaciones proinmigrantes de abril de 2006, el columnista de The Washington Post, Michael Kinsley, dijo que Dobbs se había transformado en un “delirante populista xenófobo”. Con relación al controversial presentador, en un artículo de The New York Times se usaron los adjetivos “antiinmigrante, racista y tendencioso”. Y The Los Angeles Times calificó de “irresponsable” su cobertura de inmigración.

En mayo de 2008, el ahora presidente Barack Obama, siendo candidato, expresó ante sus partidarios en Palm Beach: “Hay una razón por la que los crímenes de odio contra los hispanos se duplicaron el año pasado. Si se tiene a gente como Lou Dobbs y Rush Limbaugh agitando las cosas, no sorprende que esto ocurra”.

La organización Southern Poverty Law Center, SPLC, que le hace seguimiento a organizaciones extremistas, denunció que Dobbs ha presentado a individuos conectados con supremacistas blancos como fuentes fidedignas en su espacio de televisión.

Tal vez Dobbs ha sido el factor más nocivo en contra de que retoñe -en el país- un ambiente favorable a una reforma migratoria integral que legalice a los indocumentados, puesto que su monserga original diaria se repite en la programación de CNN y también en el canal Headline News.

Desde 2003 su mensaje virulento ha penetrado, de lunes a viernes, en más de 4,680 ocasiones en los hogares estadounidenses y al día siguiente de la elección de Obama alcanzó dos millones de televidentes.

En junio de 2006 presencié, en vivo y en directo, como Dobbs demolió en un debate al gobernador de Nuevo México, Bill Richardson, y al ex canciller mexicano, Jorge Castañeda, ante más de 2,000 comunicadores latinos.

“El presidente (George W. Bush) dice que no podemos deportar a esa gente (los 12 millones de indocumentados). La realidad es que sí lo podemos hacer”, aseveró con convicción durante la Conferencia de la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos (NAHJ) en Fort Lauderdale.

Sin duda Dobbs estaba familiarizado con la Operación Endgame de la Oficina de Detención y Remoción del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) que contempla la expulsión de todos las personas que no tienen papeles entre 2003 y 2012.

Paradójicamente, Dobbs salió de Florida, con el título de miembro vitalicio de la NAHJ, por el que pagó, para encontrarse en Nueva Jersey con su segunda esposa que es hispana.

Lo grave es que la comunidad latina ha sido hasta ahora incapaz de crear una alternativa en la televisión en inglés equivalente a Dobbs, que trate el tema de inmigración en forma racional y lo transmita al americano medio.

También ha habido timidez por parte de los medios de comunicación en español audiovisuales en el tratamiento de la reforma. En 2007 se limitaron a informar, mientras que Dobbs actuaba abiertamente como un general en campaña en contra de la legalización.

Ahora dicen que Dobbs está de capa caída. Ojalá que en el invierno no nos haga ver estrellas.

Rafael Prieto Zartha es un periodista y columnista de origen colombiano radicado en Carolina del Norte