tags: Análisis

Caravana por el voto latino

Share This:

25/07/10 a 5:39pm por Maribel Hastings

Por Maribel Hastings – WASHINGTON, D.C. – El veterano organizador y activista Eliseo Medina, vicepresidente ejecutivo del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU), reconoce que le habría gustado que en este ciclo electoral las cosas fueras diferentes y que la promesa de Barack Obama de promulgar una reforma migratoria integral se hubiese concretado.

Pero no por eso hay que bajar la guardia y dejar de votar, dijo Medina a America’s Voice. Menos ahora, agregó, “que la comunidad hispana está siendo atacada” con leyes como la SB1070 y otras iniciativas.

Del 14 al 17 de agosto, integrantes de SEIU y de otras organizaciones nacionales, locales e individuos, recorrerán nueve ciudades de California para movilizar el voto latino.

“Viajaremos en un autobús decorado con el mensaje ‘Por Nuestras Familias, Todos a Votar’. En cada ciudad quedará un grupo encargado de crear una red enfocada en movilizar votantes”, añadió.

Partirán de la fronteriza ciudad de San Diego “y pensamos visitar Riverside, Santa Ana, Los Ángeles, San Fernando, Bakersfield, Fresno, San José o Salinas, y terminar en Sacramento”.

Desde Sacramento aspiran gobernar la republicana Meg Whitman o el demócrata Jerry Brown.

Durante la primaria, Whitman esgrimió un mensaje de línea dura en inmigración, a tono con su jefe de campaña, el ex gobernador republicano Pete Wilson, promotor de la Proposición 187, medida antiinmigrante aprobada en 1994. Ahora que Whitman necesita no sólo a su base sino a independientes y demócratas, se anuncia en español y promueve su oposición a la 187 y a la SB1070 de Arizona.

La de California es una de varias contiendas donde la inmigración ha emergido como tema de movilización.

Se pide a los latinos que voten en noviembre como respuesta a la retórica antiinmigrante republicana. La pregunta es si la inacción demócrata en inmigración también los movilizará o los llevará a quedarse en casa.

En 2008, un 67% de los latinos votaron por Obama y entre los electores hispanos inmigrantes la cifra fue de 75%, sobre todo por su promesa de reforma migratoria.

Pero en vez de reforma, lo que hay es la SB1070 y un alza en la cifra de deportaciones.

Medina entiende que hay desilusión, “pero la desilusión lleva al cinismo, la gente se desanima y eso es un gran error… El único poder que tenemos es votar”.

“Hay que ver el récord de cada candidato y ustedes decidirán, pero lo importante es que salgan a votar”, agregó.

“Nuestra comunidad está siendo atacada como nunca antes. Tenemos la SB1070 y esto se está propagando por todo el país. Hay 15 estados que quieren promover leyes como la de Arizona; allí también se habla de negarle la ciudadanía a niños nacidos en Estados Unidos de padres indocumentados; vemos medidas antiinmigrantes en Nebraska; en Nuevo México un candidato republicano al Congreso llegó a sugerir que se colocaran minas en la frontera”, afirmó.

Los republicanos, según Medina, emplean la palabra “ilegal” como código para atacar a toda una comunidad.

César Conda, republicano ex asesor de política doméstica del vicepresidente Dick Cheney, escribió en POLITICO que la controversia por la SB1070 “agrava los ya significativos problemas del Partido Republicano con los votantes latinos” afectando las posibilidades de recuperación en Florida y estados del Oeste, y de ganar la Casa Blanca en 2012.

“El Partido Republicano tiene que encontrar a alguien que trascienda el profundo abismo entre su base conservadora y los votantes latinos que se apartan rápidamente del partido por su severa retórica y posturas en la inmigración”.

Para Medina el voto es la mejor defensa. “Tenemos que defendernos y si no participamos, ellos van a creen que la manera más efectiva es seguir atacándonos hasta que nos escondamos. Eso no puede ser. Necesitamos participar y votar”, concluyó.

Maribel Hastings es Asesora Ejecutiva y Analista de America’s Voice

http://americasvoiceespanol.com/