Immigration Reform | America's Voice

ANÁLISIS Y OPINIÓN

El largo invierno de los republicanos

Por Americas Voice Online on 26/09/2011 at 4:35pm

WASHINGTON – En la película Groundhog Day, sobre la celebración del día en que la marmota Punxsutawney Phil de Pensilvania predice el fin del invierno dependiendo si ve o no su sombra, el personaje central vive la repetición del mismo día una y otra y otra vez.

Al ver el debate de los aspirantes a la nominación republicana la semana pasada, me vino a la memoria la película al escuchar a algunos de estos republicanos atacar con todo a cualquier cosa que consideren defensa de los inmigrantes. Y lo hacen elección tras elección, una y otra y otra vez.

Cuando el gobernador de Texas y uno de los aspirantes, Rick Perry, defendió el haber promulgado un DREAM Act en Texas para permitir que los estudiantes indocumentados paguen la misma matrícula que los alumnos residentes, algunos de sus copartidarios saltaron como fieras para esgrimir sus argumentos en contra de los “ilegales”.

Perry dijo que “si ustedes dicen que no debemos educar a niños que vinieron a nuestro estado sólo porque fueron traídos y sin tener ninguna responsabilidad por esa decisión, entonces me parece que ustedes no tienen corazón”.

Cabe aclarar que aunque Perry quiera pintarse como el más moderado y humano aún a expensas de aislar a la base más conservadora en las primarias, en realidad no lo es. Perry promulgó la medida estatal pero se opone al DREAM Act federal que concedería una vía de legalización a estos jóvenes indocumentados que quieren estudiar o servir en las Fuerzas Armadas.

Es decir, que aparentemente Perry tiene corazón en Texas, pero no lo tiene a nivel nacional.

Aclarado esto, es interesante ver la reacción republicana a cualquier comentario migratorio que parezca moderado ante los oídos de una de las audiencias centrales de los debates, la base más conservadora que contribuirá a elegir al candidato presidencial republicano.

Mitt Romney, exgobernador de Massachusetts y otro de los aspirantes, vio el cielo abierto para apelar a esa base conservadora que de todos modos quizá no olvide que Romney llegó a apoyar el plan de reforma migratoria integral promovida por el expresidente republicano George W. Bush, aunque luego se fue alejando más y más de esa postura hasta unirse al club de sus copartidarios que todo lo resuelven diciendo “seguridad fronteriza primero”, incluyendo el propio Perry, y que nunca explican qué hacer con los 11 millones de indocumentados que ellos mismos admiten no pueden deportar.

Al día siguiente del debate, en una reunión de conservadores en la Florida, Romney dijo que oponerse a la “inmigración ilegal” no supone que uno no tenga corazón sino que tiene “corazón y cerebro”.

Pero como los personajes de otra película, el Mago de Oz, últimamente quienes han controlado al Partido Republicano parecen no tener corazón, como el Hombre de Lata, ni cerebro, como el Espantapájaros. Esto último porque no parecen entender los malos cálculos políticos de seguir aislando a los votantes hispanos.

Siguen ignorando la cifra mágica del 40% del voto latino que necesitan para ganar la Casa Blanca. No es ni siquiera una mayoría del voto. Un 40% que les devolvería la viabilidad en la esfera nacional. Siguen ignorando que en la elección general deberán apelar no sólo a esos votantes más conservadores e incluso radicales que necesitan en las primarias, sino a votantes independientes y de minorías, como los hispanos, si es que quieren subsistir. Siguen ignorando que muchos potenciales votantes hispanos ven estos debates.

Como concluyó la firma encuestadora republicana Resurgent Republic, “las posturas republicanas sobre inmigración siguen chocando con la abrumadora mayoría de los votantes hispanos”. Y los ataques al DREAM Act lo ilustran claramente.

Como la marmota cuando sale de su madriguera, se ve la sombra y predice un largo invierno, cada ciclo electoral por lo pasados ocho años los republicanos salen pero permanecen en la sombra por su terquedad de seguir desechando al sector electoral de mayor crecimiento, los hispanos, que podrían contribuir a que su largo invierno fuera de la Casa Blanca llegue a su fin.

Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice

Previous post:

Next post: