Immigration Reform | America's Voice

ANÁLISIS Y OPINIÓN

“Amnistía administrativa”: Ahí viene el cuco

Por Americas Voice Online on 11/07/2011 at 1:58pm

WASHINGTON – Amnistía es y ha sido el cuco o el coco en el debate migratorio. La mala palabra que paraliza a legisladores y presidentes y que los republicanos y grupos opuestos a la reforma migratoria mejor utilizan para atemorizar a la población aunque intenten obviar que la última y verdadera amnistía que se concedió en este país la promulgó en 1986 el hombre símbolo de lo que debe ser un buen republicano, el presidente Ronald Reagan.

Los planes de legalización que se han presentado desde entonces, y sin éxito, son tan exigentes que incluso algunos republicanos, como el senador de Carolina del Sur y ex promotor de la reforma migratoria amplia, Lindsey Graham, llegaron a bromear diciendo que sus familiares no podrían llenar todos los requisitos. Aún así han sido tachados de amnistías.

Ahora, sin legislación en puerta que puedan describir como amnistía, el plan republicano es acusar a la administración de Barack Obama de estar ofreciendo “amnistía administrativa”. Es decir, de querer pasar por alto al Congreso para “legalizar” indocumentados.

El pasado 5 de julio, Lamar Smith, el congresista republicano de Texas que preside el panel Judicial de la Cámara de Representantes, fue más allá y le escribió una carta a la Secretaria de Seguridad Nacional (DHS), Janet Napolitano, advirtiéndole que cese y desista de planes de conceder “amnistía administrativa” a millones de indocumentados.

La preocupación de Smith emana de los recientes memorandos emitidos por el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) sobre la discreción que pueden ejercer los funcionarios locales en decidir quiénes deben ser prioridad de la agencia en el proceso de deportación.

El memorando sobre la discreción de los funcionarios enumera una serie de factores que deben considerarse a la hora de priorizar las deportaciones para concentrarse en quienes suponen una verdadera amenaza a nuestra seguridad o, por ejemplo, jóvenes estudiantes indocumentados que llevan toda su vida residiendo aquí, no ingresaron ilegalmente por cuenta propia y quieren estudiar o servir en las Fuerzas Armadas.

Pero en la carta Smith señala que “en años recientes el Congreso ha rechazado repetidamente legislaciones de amnistías masivas”. “El Senado derrotó la amnistía del DREAM Act en la sesión saliente del pasado Congreso. Los planes del DHS de abrir la puerta a una masiva legalización administrativa representan un rechazo a las prerrogativas constitucionales del Congreso y un absoluto desdén a los deseos de los estadounidense expresados por sus representantes electos”.

Debe referirse al 67% de los electores estadounidenses que apoyan una reforma migratoria amplia sin conocer todos sus detalles o al 81% que la apoya cuando conoce los detalles; o al 60% que apoya el DREAM Act, incluyendo 57% de los republicanos.

Parece que Smith no escuchó a Napolitano decir en una audiencia del Senado sobre el DREAM Act que no hay planes de conceder alivios administrativos a grupos de inmigrantes, como a los jóvenes que se beneficiarían del DREAM Act, algo que han estado solicitando, sin éxito, los propios jóvenes y grupos pro inmigrantes: un amparo de la deportación como grupo o clase.

Por el contrario, Napolitano enfatizó que las decisiones se seguirán tomando individualmente, como se ha venido haciendo hasta ahora, y en el caso de los jóvenes indocumentados, luego de intensas y desgastantes campañas de intervención.

Y Smith también se ajusta como mejor le acomoda porque en el pasado defendió la discreción que ahora tanto condena instando al presidente Bill Clinton a utilizarla para proteger de la deportación a familiares de ciudadanos estadounidenses.

Pero recordemos que a Smith le gusta estirar la verdad o mejor dicho, su verdad. Seguro que con el anuncio de que la tasa de desempleo subió a 9.2% dirá que es razón suficiente para aprobar su proyecto de nacionalización y obligatoriedad del E-Verify que sigue vendiendo como un plan de creación de empleos.

Lo triste es que el cuento del cuco y la “amnistía” sigue intimidando a más de uno y esta administración y este Congreso no parecen ser la excepción.

Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice

Conéctate con America’s Voice en Español por Facebook y Twitter:
http://www.facebook.com/AmericasVoiceEspanol
http://twitter.com/AmericasVoiceEs

Previous post:

Next post: