Political Analysis en Español

Voto latino en la Florida, a ritmo de salsa y son

by Maria Ponce on 08/28/2012

Por Maribel Hastings, asesora ejecutiva de America’s Voice

TAMPA, Florida – Para John Sununu, ex gobernador de New Hampshire y uno de los voceros del casi nominado presidencial republicano, Mitt Romney, el que la Convención Nacional Republicana se lleve a cabo en la Florida es indicativo de la importancia que se le está dando al voto latino de este estado.

Los latinos de la Florida serán claves por tratarse de una elección cerrada. A nivel nacional diversos sondeos colocan a Romney y al presidente Barack Obama virtualmente empatados. Un nuevo sondeo de TIME/CNN da a Obama una ligera ventaja sobre Romney en la Florida, 50% sobre 46%.

La lucha por la Florida será campal y el voto latino será vital.

Aún sin el senador Marco Rubio en la fórmula, los republicanos apuestan a ganar el estado.

El bastión, que representa 29 votos electorales de los 270 requeridos para ganar la Casa Blanca, fue ganado por Obama en la elección general del 2008, la primera vez que un demócrata lograba la hazaña desde el triunfo de Bill Clinton en 1996.

Romney espera que las visitas al Sur de la Florida, donde se concentra el voto cubano y cubanoamericano, sus anuncios en español, recitados por su hijo Craig y aprobados por él, y su cortejo del oscilante voto puertorriqueño del corredor I-4, sean suficientes para colocar el voto latino en su columna.

¿Pero tiene Romney el voto cubano y cubanoamericano en la bolsa? Por un lado, desechó a Rubio como compañero de fórmula, algo que quizá no le hubiese ayudado grandemente con el voto latino en otros estados, pero posiblemente sí en la Florida.

Al primer desaire casi se suma otro cuando se contempló despojar a Rubio de su espacio este jueves de presentar a Romney previo a que pronuncie su discurso de aceptación de la nominación. Un desaire que habría sido llover sobre mojado para muchos votantes cubanos.

De otra parte, la figura que seleccionan en lugar de Rubio, el congresista republicano de Wisconsin, Paul Ryan, no ha estado precisamente del mejor lado del exilio cubano con su apoyo a medidas para levantar el embargo a Cuba, aunque haya tenido una conversión en ese sentido y congresistas emisarios de Romney como Ileana Ros-Lehtinen y los hermanos Díaz-Balart, Lincoln y Mario, lo hayan hecho ver la luz.

Darío Moreno, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Internacional de la Florida (FIU), cree que de todos modos, el voto cubano y cubanoamericano estará con Romney por la influencia de las figuras políticas cubanoamericanas que lo apoyan, y por el descontento con Obama por la economía.

La interrogante es cómo se comportará el resto del voto latino del estado, principalmente el voto puertorriqueño de la Florida central, que ha probado ser verdaderamente oscilante.

Por una parte, la economía es un factor central para estos votantes, muchos de ellos radicados en la Florida huyendo de un brutal desempleo en Puerto Rico, aunque también se han topado acá con una débil economía.

La apuesta republicana al descontento con la economía es tal que en una rueda de prensa para medios hispanos, las preguntas de cómo piensan los republicanos rehabilitar su maltrecha imagen entre los votantes latinos por sus extremas posturas migratorias se respondían con referencias a la economía.

Para Eliseo Medina, secretario-tesorero del Sindicato Internacional de Empleados de Servicio (SEIU), muchos puertorriqueños ahora radicados en la Florida Central han abandonado Puerto Rico por una crisis económica no generada por políticas de Obama sino por los recortes promovidos por un gobernador, Luis Fortuño, que por cierto, se dirige al pleno de la convención este miércoles. “La política de Fortuño, que es la misma que Romney dice que va a perseguir. Cuando lo pongan a hablar en la convención republicana (a Fortuño), le va a recordar a los puertorriqueños de cuál lado está este señor (Romney), que no es del lado de los trabajadores sino de los pudientes”, indicó Medina.

Pero José Fuentes Agostini, copresidente de Juntos con Romney, recuerda que en Florida “hay un voto puertorriqueño flotante enorme que aunque esté registrado como demócrata no vota como tal. Esperan a ver qué candidato se acerca más a las posiciones que ellos favorecen. En este caso, el asunto más importante es empleos y economía y no los encuentran aquí por las políticas del presidente Obama. Ese voto flotante puertorriqueño estará con Mitt Romney”, aseguró Fuentes.

Aunque para el voto puertorrriqueño el tema de la inmigración no es precisamente central, el tono negativo de los republicanos en ese frente puede ser un factor que termine beneficiando a Obama.

De hecho, según Moreno, “en este punto el voto latino no cubano está con Obama en parte por inmigración, en parte porque Romney no los ha abordado vigorosamente, y en parte por la percepción antihispana generada por la retórica republicana”.

Según Moreno, la pregunta clave es si podrá Romney apelar al voto latino no cubano y hasta ahora, agregó, no lo ha hecho.

“El voto latino de Florida es importante para ambas partes y en este punto, Obama tiene la ventaja”, declaró Moreno.

De lo que no cabe duda es de que la movilización de votantes latinos en Florida tendrá sabor a salsa y son.

 

Previous post:

Next post: