Immigration Reform | America's Voice

ANÁLISIS Y OPINIÓN

HB 56: Gutiérrez pide frenar deportaciones de inmigrantes sin historial criminal

Por Americas Voice Online on 23/10/2011 at 3:07am

Congresista Gutiérrez pide freno a deportaciones de inmigrantes sin historial criminal detenidos en Alabama bajo la HB 56

EUFAULA, Alabama – El congresista demócrata de Illinois, Luis Gutiérrez, instó al Departamento de Seguridad Nacional (DHS) a frenar las deportaciones de inmigrantes sin historial criminal detenidos bajo la HB 56 de Alabama y a poner en práctica allí las nuevas regulaciones de discreción en la priorización de remociones en tanto proceden los recursos legales del Departamento de Justicia cuestionando la constitucionalidad de la normativa.

“Hay gente ahí afuera preguntándose si (las regulaciones) son un pedazo de papel, una manera de tratar de satisfacer las ansiedades de la comunidad inmigrante, o si son un instrumento, una herramienta real de justicia. Aquí en Alabama se puede decidir si eso es un pedazo de papel vacío o si es un pedazo de papel lleno de justicia para nuestra comunidad. Que no deporten a nadie agarrado por la policía y entregado a la migra (bajo la HB 56 de Alabama)”, dijo a America’s Voice el congresista. También le envió una carta a la Secretaria del DHS, Janet Napolitano, y al director del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), John Morton,  con la misma solicitud.

Gutiérrez vino a Alabama a participar de una serie de eventos y su primera escala fue en esta ciudad a hora y media de la capital estatal Montgomery donde pronunció un discurso ante la conferencia estatal de Alabama de la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color (NAACP), la principal organización afroamericana de Estados Unidos, que aprobaría una resolución de repudio a la HB 56 por ser discriminatoria y fomentar el uso de perfiles raciales.

La NAACP mostró un frente unido con la Coalición de Alabama de Justicia para los Inmigrantes (ACIJ) en contra la ley migratoria más severa de Estados Unidos.

“Esta es una ley mal intencionada y tenemos que sumar fuerzas con ellos y derrotar esta ley”, indicó Bernard Simelton, presidente de la conferencia estatal de Alabama de la NAACP.

“Estamos haciendo todo lo que podamos para que esta ley sea revocada. Estamos haciendo lo posible para demostrarle a nuestros políticos que esta ley es anticonstitucional”, agregó Simelton.

Gutiérrez, presidente del grupo especial sobre inmigración de la bancada latina del Congreso y líder nacional del movimiento pro reforma migratoria,  agradeció el papel de la comunidad afroamericana en la lucha por los derechos civiles de las minorías. Una lucha, dijo, centrada en Alabama y en el Sur y encabezada “por grandes estadounidenses como el Reverendo Fred Shuttlesworth”, el prominente líder de derechos civiles que falleció recientemente en Alabama.

Líderes, recordó, que allanaron el camino de justicia para todos. “Y todos nosotros, los que hoy luchamos por los derechos civiles, particularmente nosotros en el movimiento de derechos de los inmigrantes, tenemos una deuda de gratitud con aquellos que nos antecedieron”, señaló Gutiérrez.

“Cuando un grupo es perseguido, es discriminado, como ocurre hoy con los inmigrantes, todos estamos en riesgo”, dijo. “Esta ley no es sólo antiinmigrante sino anti Alabama”, afirmó refiriéndose al efecto de la ley sobre ciudadanos, residentes legales, la economía de Alabama y su efecto de revertir los avances conseguidos en materia de equidad y derechos civiles.

Posteriormente, el congresista recalcó a America’s Voice lo significativo del apoyo de la NAACP en la lucha para revocar la HB 56. “Como latinos y como inmigrantes lo primero que tenemos que hacer es decirles gracias por todos esos miembros de la NAACP que dieron sus vidas para que algún día se tuviera una ley de derechos civiles y una ley de derecho al voto y pedirles que como institución defiendan a nuestra gente, que nosotros también lo haremos con ellos”, señaló.

“A la NAACP no le tienes que enseñar lo que es odio,  lo que es discriminación, lo que es una ley abusiva. Ellos lo entienden en carne propia y su reacción es defender a aquellos que no tienen quien los defienda. Ellos tienen una larga historia de lucha por derechos civiles y humanos y por eso hemos venido aquí”, añadió.

El congresista, junto a la bancada latina del Congreso, tuvo un papel central en presionar por los cambios anunciados por la administración Obama para priorizar las deportaciones centrándose en verdaderos criminales permitiendo que los funcionarios echen mano de su discreción a la hora de decidir remociones.

Lo irónico del asunto es que la policía de Alabama, bajo la HB 56, tiene la autoridad de cuestionar a personas con las que entren en contacto sobre su situación migratoria si existe una sospecha razonable para hacerlo. De esta forma,  muchos inmigrantes detenidos en Alabama pueden ser eventualmente colocados en procesos de deportación porque fueron detenidos mediante una ley cuya constitucionalidad es cuestionada por el Departamento de Justicia.

Gutiérrez agradeció al Departamento de Justicia y al presidente Obama por intervenir para tratar de bloquear la HB 56, pero agregó que “me parece contradictorio e irónico que por un lado un brazo del gobierno defienda a los inmigrantes en las cortes, y otro brazo permite que los que quieren el odio aquí, cumplan con su misión…..Tú no puedes por un lado denunciar las leyes en las cortes y por otro lado satisfacer la misma meta de la ley que es la deportación”, sostuvo Gutiérrez.

Insistió que Alabama es tierra fértil para implementar esa discreción en la priorización de deportaciones.

“Esta administración puede implementar de manera clara e inequívoca que los inmigrantes deben ser deportados si son criminales”, concluyó.

Esta tarde el congresista participaría de una manifestación en Birmingham en contra de la HB 56.

Previous post:

Next post: