America's Voice English »

America's Voice

 

El secretario Kelly dice “cállense”, mientras Steve King se echa un trago

 
¿Es este el tipo de “apoyo” para “los hombres y mujeres que están en el frente de batalla” al que apela Kelly?
Washington, DC — Ayer, el secretario de Seguridad Nacional (DHS), John Kelly, arremetió contra los críticos de las políticas de deportación masiva del gobierno de Trump diciendo que deberían “callarse y apoyar a los hombres y mujeres que están en el frente de batalla”.
Luego surgió la noticia ayer por la tarde de que el DHS había deportado a Juan Manuel Montes —un beneficiario de DACA—, a pesar de que Trump y el secretario Kelly habían asegurado que los Dreamers con DACA no serían deportados.
Asumimos, entonces, que el secretario Kelly debe estar animando al líder nativista del Congreso y antiinmigrante, Steve King, quien tuiteó en respuesta a la deportación de Juan Manuel:
https://us.vocuspr.com/Publish/519819/vcsPRAsset_519819_124285_b8ae8746-8e63-487d-acbf-50560db5ed73_0.png
Tras reunirse con el secretario Kelly en marzo, los demócratas del Congreso informaron que el funcionario dijo: “Les puedo garantizar que no perseguiremos a chicos que califican completamente para DACA”. Más recientemente, Kelly declaró rotundamente que el DHS no está persiguiendo inmigrantes indocumentados no delincuentes, a pesar de los datos y casos específicos que prueban lo contrario.
En lugar de ordenar a sus críticos que “respalden a los hombres y mujeres que están en en el frente de batalla”, ¿podemos sugerir que el general Kelly pida cuentas a sus tropas? Quizá él podría empezar por clarificar la mentira dicha por su portavoz anoche. En respuesta a USA Today sobre Juan Manuel, el DHS dijo que su estatus de DACA había expirado en 2015. El reportero que publicó la historia, Alan Gómez, tuiteó anoche en respuesta: “Hemos visto que su ID dice que no expira hasta 2018”.
Frank Sharry, Director Ejecutivo de America’s Voice Education Fund, dijo:
ICE y CBP son conocidos por su comportamiento imprudente, falto de transparencia y con desprecio hacia los derechos civiles y el debido proceso. Los hechos —un beneficiario de DACA es deportado sin mucho más que mediante un pedazo de papel, mucho menos con un día en corte y en directa contradicción con lo que Kelly aseguró al Congreso— sugieren que el secretario tiene algo que explicar. ¿Está intencionalmente tergiversando las políticas y acciones del DHS o no tiene la menor idea de lo que sus agentes están haciendo sin control alguno? Cualquiera que sea el caso, el pueblo estadounidense —y 750,000 beneficiarios de DACA como Juan Manuel— merecen respuestas. O bien, Kelly podría ir a beber una cerveza con Steve King, brindar por los agentes que le destrozaron la vida a Juan Manuel y quejarse de aquellos que creen que los agentes del estado armados deben rendir cuentas a los ciudadanos que pagan sus salarios.