Immigration Reform | America's Voice

ANÁLISIS Y OPINIÓN

El Despertar del Sueño Americano de Pilar Marrero, llamado al país y su clase política

Por Maribel Hastings on 30/05/2012 at 1:36pm

WASHINGTON – Dicen que quienes no conocen su historia están condenados a repetirla y con su primer libro titulado El Despertar del Sueño Americano, la periodista política de La Opinión, Pilar Marrero, demuestra que cuando de demonizar y de explotar a los inmigrantes para fines políticos se trata, en Estados Unidos la historia sigue repitiéndose.

Pasando revista por las diversas corrientes migratorias que han marcado a este país, en su libro Marrero demuestra cómo se repiten los ciclos y los patrones: inmigrantes demonizados por su etnia, idioma, religión; grupos o políticos que los defienden; grupos o políticos que los rechazan; economía que los necesita; y un sistema migratorio que con el paso de los años no se ha ajustado a la mutua necesidad de economía y la mano de obra inmigrante dando paso a la explotación no sólo de los inmigrantes sino de un tema que los políticos usan a su antojo según los objetivos electorales en mente.

“El Sueño Americano sigue vivito y coleando y existirá mientras haya una persona en el mundo que tenga la intención y el deseo de inmigrar a Estados Unidos, el país que más inmigrantes ha aceptado y el que más se ha beneficiado de esa inmigración”, indicó Marrero en entrevista.

Aunque “el Sueño Americano está en los que vienen”  y por lo tanto no morirá, según Marrero, lo que sí está en estado crítico es el sistema migratorio que lejos de acoger a quienes llegan a llevar a cabo labores que mueven la economía o a proveer la renovación que necesita el país para su desarrollo y su competitividad global, sólo les ofrece escollos.

El despertar no aplica sólo a quienes cumplir el Sueño Americano se les hace cada vez más difícil. También tienen que despertar el país y los políticos a la realidad de que el cambio demográfico llegó para quedarse, y que del progreso de esos inmigrantes dependerá el progreso del país.

“Pero el debate migratorio de Estados Unidos está en un estado de estancamiento y de politización elevada que no permite que tengamos una política que realmente funcione para el país”, declaró Marrero.

El presente ciclo electoral 2012 en Estados Unidos evidencia una vez más la explotación del tema migratorio en su máxima expresión.

“Las leyes que tenemos no están funcionando no sólo para los inmigrantes sino para Estados Unidos y su futuro económico,  pero eso no entra dentro del cálculo político que sigue siendo el de utilizar el tema en beneficio de los políticos de turno y para mover los temores de muchos sectores con respecto a la situación económica y el cambio demográfico”, señaló Marrero.

“La inmigración se ha usado para ganar  elecciones y para promover agendas personales, tal y como ocurrió con quienes promovieron la Proposición 187 en California, la primera piedra en la lista de iniciativas que nos han llevado a donde estamos hoy”, agregó Marrero. La Proposición 187, promovida en 1994 por Pete Wilson, entonces gobernador republicano de California y actual presidente honorario de la campaña del virtual aspirante presidencial republicano, Mitt Romney, en California, proponía negar a los indocumentados servicios médicos, educativos y sociales. Fue detenida en tribunales pero sus efectos siguen reverberando en la política. Generó una movilización de los votantes latinos de California y hundió al Partido Republicano entre ese sector de votantes.

La escurridiza reforma migratoria integral sigue proveyendo material electorero a los políticos. El presidente Barack Obama obtuvo casi 70% del voto latino en 2008 en parte por su promesa de reforma migratoria. Los republicanos se oponen en bloque a esa reforma para satisfacer a la base más conservadora y recalcitrante, algo manifestado ampliamente en el proceso primarista republicano este año.

Como telón de fondo están las leyes antiinmigrantes impulsadas por varios estados alimentadas por el vacío federal y por el oportunismo político de algunos sectores. Leyes como la SB 1070 de Arizona, protagonista de un esperado fallo de la Suprema Corte de la nación con serias implicaciones a diversos niveles.

De ahí la importancia de que haya una resolución de reforma migratoria que tendrá efectos a corto y a largo plazo.

“Políticamente, si Obama gana un segundo periodo y no impulsa una reforma migratoria, eso será grave para su Partido Demócrata. Los latinos le han dado un apoyo consistente y sería muy nocivo que otra vez se fallara sobre todo por lo que se está dando de tener al senador (republicano de Florida) Marco Rubio que por lo menos está tratando de cambiar la conversación de su propio Partido Republicano. Obama, en mi opinión, se está quedando dormido y usa el tema (migratorio) sin proveer nada a cambio de esa fidelidad que han demostrado los votantes latinos”, afirmó Marrero.

Es necesario, agregó, que se cambie la conversación migratoria donde siempre se buscan víctimas y victimarios. Al escribir el libro Marrero se sorprendió de “la falta de coherencia histórica, de cómo no hemos aprendido de los errores del pasado”.

Mientras otros países adaptan sus sistemas migratorios a sus necesidades económicas, Estados Unidos sigue dormido al volante en materia migratoria. Y tiene que despertar. “Lo que le conviene a este país es renovarse, apreciar la diversidad que será beneficiosa a la larga doméstica y globalmente”, concluyó Marrero.

Maribel Hastings es asesora ejecutiva de America’s Voice

 

Previous post:

Next post: